Actualizado
sábado, 15 diciembre 2018
11:37
h
URGENTE

El Gobierno francés promete un “gesto contundente”

Anuncia la medida tras las movilizaciones de los “chalecos amarillos”
Ver comentarios
|
04/12/2018
  • PROTESTA. Manifestación de los “chalecos amarillos” en contra de los precios del gasoil.
    PROTESTA. Manifestación de los “chalecos amarillos” en contra de los precios del gasoil.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, prometió que el Gobierno “anunciará un gesto contundente de apertura” en cuestión de días para aplacar las protestas de los “chalecos amarillos”, movilizados en contra del nuevo impuesto al carburante, según informó el ministro de Cultura y líder del partido conservador “Agir”, Franck Riester. Las autoridades llegaron a denunciar el clima “insurreccional” de estas protestas.

“Le hemos dicho muy claramente que necesitamos un gesto contundente de apertura y él nos ha respondido que anunciará un gesto contundente de apertura en los próximos días”, explicó en rueda de prensa Riester tras ser recibido por Philippe en calidad de líder de “Agir” dentro de la ronda de contactos con los partidos parlamentarios abierta tras las movilizaciones históricas del movimiento de los “chalecos amarillos”.

“Le hemos dicho con toda claridad que “Agir” apoyará cualquier iniciativa gubernamental a nivel legislativo, económico o logístico para garantizar el mantenimiento del orden y la seguridad de los franceses”, añadió.

Mientras, el presidente francés, Emmanuel Macron, pedió posponer varias semanas su visita prevista para esta semana a Serbia debido a la situación en Francia, según informó ayer el presidente serbio Aleksandar Vucic, mantuvo una conversación telefónica con el mandatario francés.

El 1 de diciembre, por tercer sábado consecutivo, se produjeron nuevas movilizaciones de miles de personas convocados a través de foros informales en redes sociales. Las concentraciones terminaron con disturbios principalmente en la zona de los Campos Elíseos de París, donde fueron incendiados vehículos, asaltados comercios y dañados monumentos como el Arco del Triunfo. Ayer continuaron los bloqueos de los depósitos de petróleo en todo el país que provocaron desabastecimiento en algunas gasolineras. En Bretaña muchas gasolineras estaban sin combustible desde primera hora de la mañana, por lo que las autoridades impusieron el racionamiento. Voces dentro del propio movimiento de los “chalecos amarillos”, critican estas iniciativas y denuncian el secuestro de las protestas por “elementos radicales”. Los depósitos de petróleo de Le Mans y Grand-Quevilly están bloqueados, igual que Fos-sur-Mer.

Por otra parte, el Ministerio de Educación reconoce que más de cien institutos fueron ocupados por los “chalecos amarillos” y activistas contrarios a la reforma educativa. La región más afectada es la de Toulouse, con unos 40 centros ocupados.