Actualizado
jueves, 21 marzo 2019
09:11
h
URGENTE

El Parlamento británico votará el acuerdo del Brexit en enero

Theresa May pone fecha para que la Cámara de los Comunes vote el Tratado de Retirada para salir de la UE
Ver comentarios
|
08/01/2019
  • brexit. Banderas de Reino Unido y Europa tras una miniatura del Disaster.
    brexit. Banderas de Reino Unido y Europa tras una miniatura del Disaster.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha fijado el 15 de enero como fecha para que la Cámara de los Comunes vote el Tratado de Retirada, que marca la “hoja de ruta” para la salida del país de la Unión Europea, según fuentes gubernamentales citadas por la BBC. La votación iba a celebrarse en un principio a mediados de diciembre, pero la evidente falta de apoyo parlamentario forzó a May a cambiar de parecer a última hora y aplazar “sine die” un trámite imprescindible para que el proceso de divorcio siga su curso.

Antes del receso parlamentario, May ya había anunciado que su intención era someter a voto el tratado en la semana del 14 de enero y, según la BBC, finalmente el 15 es el día elegido. Un portavoz de la primera ministra se limitó a reiterar el compromiso de que el debate tenga lugar la próxima semana, si bien es cierto que, para cumplir con los plazos, el “sí” de la Cámara de los Comunes debe llegar antes del 21 de enero. May advirtió el domingo de que un “no” de los diputados implica dejar a Reino Unido en un territorio inexplorado, habida cuenta de que el reloj corre y la ruptura con la UE se producirá, con acuerdo o sin él, el 29 de marzo del año en curso.

La “premier” insistió en que buscará garantías adicionales para solventar las dudas sobre la frontera irlandesa y dará al Parlamento más voz en el proceso en ciernes, aunque desde Bruselas ya han dejado claro que no cabe renegociación posible del tratado ya firmado. May aseguró que ha hablado con otros líderes europeos y lo seguirá haciendo “en los próximos días”. “Vamos a continuar trabajando para obtener más garantías, más promesas de la Unión Europea en relación a las dudas expresadas por los parlamentarios”, declaró, según la agencia Reuters.

En el Gobierno, al menos de cara a la galería, se niegan a tirar la toalla. “Todavía tenemos una semana”, declaró a la radio de la BBC el viceministro para el Brexit, Kwasi Kwarteng, que espera lograr un consenso de última hora que se antoja complicado. De lo contrario, añadió, “se abre la posibilidad de una mayor incertidumbre y de más caos”.

Por su parte, los Veintiocho, a nivel de embajadores, respaldaron aplicar los mismos requisitos de capital y liquidez prudenciales exigidos a las entidades bancarias únicamente a las grandes firmas de inversión, y no a todas, como hasta ahora. Los Gobiernos europeos acordaron así aplicar normas a las firmas de inversión más proporcionales y apropiadas al nivel de riesgo que asumen e introducir un nuevo marco normativo para las firmas de inversión, en el que los requisitos prudenciales y de supervisión se adaptarán a sus perfiles de riesgo y modelos de negocio —su tamaño, características y complejidad—, garantizando en todo caso que se preserva la estabilidad financiera. En virtud de las nuevas normas, que todavía deberán ser acordadas, solo se exigirá cumplir todos los requisitos.