Actualizado
sábado, 23 febrero 2019
17:01
h
URGENTE

Guaidó descarta la guerra civil

Maduro pide ayuda al Papa para que “facilite” el proceso de diálogo en el país
Ver comentarios
|
05/02/2019

El autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que “no hay posibilidad de una guerra civil”, tras lo que indicó que “es una farsa que ha querido vender” el Gobierno de Nicolás Maduro, si bien afirmó que el país tomará “la decisión que deba” para celebrar nuevas elecciones presidenciales.

Maduro contó el domingo, en una entrevista con el periodista Jordi Évole para “Salvados” que el pueblo se está armando ya y está preparado para seguir haciéndolo en el caso de que estalle una guerra civil, algo que dependerá, según dijo, “del nivel de locura y de agresividad del imperio del norte y sus aliados”.

“No hay posibilidad en Venezuela de una guerra civil”, dijo Guaidó en una comparecencia ante la prensa desde Caracas. “Es una farsa que ha querido vender Maduro” porque se le acabaron las “excusas”, sostuvo. “A mí me gustaría saber quién se va a inmolar por quien no tiene ningún tipo de respaldo político, social ni del mundo”, remachó.

Guaidó instó al Gobierno de Maduro a frenar a sus fuerzas de seguridad, tanto civiles como militares, si de verdad quiere evitar “un baño de sangre”. “También podemos hablar de que Caracas es la capital más violenta del mundo”, apostilló. Sin embargo, al mismo tiempo declaró que Venezuela, de forma soberana, tomará la decisión que deba para cumplir con los tres objetivos marcados por la Asamblea Nacional: “cesar la usurpación”, crear un gobierno de transición y celebrar elecciones “libres”.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, desveló que ha enviado una carta al Papa Francisco para que “ayude” a sacar adelante un proceso de diálogo para superar la crisis política que atraviesa el país sudamericano. “Le envié una misiva al Papa Francisco. Espero que esté en camino o haya llegado a Roma, al Vaticano”, dijo. En ella, remarcó, le dijo que está “al servicio de la causa de Cristo”. “En ese espíritu le he pedido que nos ayude a un proceso de facilitación, de fortalecimiento del diálogo como camino”, señaló, al tiempo que recordó el llamamiento encabezado por México y Uruguay a favor de un proceso de diálogo.

Así, Maduro solicitó al Papa “que ponga sus mejores esfuerzos, su voluntad”, para ayudarles en ese camino del diálogo. “Ojalá tengamos una respuesta positiva”, remachó, en una entrevista concedida a la cadena de televisión italiana Sky TG24. Horas después, el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, confirmó que la carta fue enviada por Maduro con el objetivo de relanzar el diálogo en Venezuela, tal y como recogió la agencia de noticias Reuters.

Por otro lado, Nicolás Maduro, dijo ser el líder de “la Venezuela buena” y tachó de “cobarde” al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, por su reconocimiento al opositor Juan Guaidó como mandatario legítimo. En caso de una intervención militar, añadió, sus manos quedarán “llenas de sangre”. “Nos puso un ultimátum, como si a Venezuela la gobernaran desde Madrid”, dijo Maduro, horas después de que Sánchez reconociese al opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. “Se lo dije desde el primer día, a Venezuela no le pone un ultimátum nadie”, añadió.

Maduro, que presidió en Aragua una ceremonia militar con motivo del aniversario del fallido golpe de Estado impulsado en 1992 por Hugo Chávez, Día de la Dignidad en Venezuela, avisó a Sánchez de que sus manos quedarán “llenas de sangre” si se concreta el “golpe de Estado”, como le ocurrió a José María Aznar con la guerra de Irak. Para Maduro, Sánchez es “cobarde” al tomar una decisión “nefasta” para las relaciones internacionales, aunque no aludió a ninguna medida de represalia. “La historia lo recordará como un pelele que se ha puesto al servicio de la política guerrerista de Donald Trump”, añadió Maduro.

El presidente advirtió que tanto él como las Fuerzas Armadas defenderán la patria “con la propia vida si fuese necesario” y llamó a la movilización militar y ciudadana —“si quieres paz, prepárate para defenderla”—, ante una multitud que coreaba gritos en favor de los “leales” y contra los “traidores”. “Aquí voy a seguir gobernando junto al pueblo los seis años que me toca”, dijo, al descartar cualquier salida del poder.

Ya son 988 los detenidos en el marco de las últimas protestas

Un total de 988 personas fueron detenidas desde el 21 de enero en el marco de las protestas que producidas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, según el balance actualizado por Foro Penal, una ONG venezolana dedicada al seguimiento de la población penitenciaria. La organización precisó que de estas 988 personas aún hay 700 bajo custodia de las fuerzas de seguridad, según informa “El Nacional”. Además, señaló que 11 personas desaparecieron en estas tres semanas, de las que 7 ya fueron encontradas, mientras que las 4 restantes siguen en paradero desconocido.

También indicó que el número de presos políticos en Venezuela se incrementó a 966 desde los 288 registrados por Foro Penal el pasado mes de noviembre. La tensión se disparó en las calles desde que el líder opositor Juan Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero, un paso que reconoció Estados Unidos, la mayoría de los países latinoamericanos y numerosos europeos, entre los que se incluye España.