Actualizado
jueves, 20 julio 2017
16:16
h
URGENTE

La explosión accidental de un camión deja unos 150 muertos

Hay casi ciento veinte heridos, y una veintena de los fallecidos son niños
Ver comentarios
|
26/06/2017
  • DEVASTADOR. Un militar custodia la zona precintada donde se produjo el suceso.
    DEVASTADOR. Un militar custodia la zona precintada donde se produjo el suceso.

Al menos 153 personas han muerto y otras ciento diecisiete resultaron heridas (unas cincuenta en estado crítico) por la explosión de un camión de gasolina en la ciudad paquistaní de Bahawalpur, según el último balance proporcionado por las autoridades, que temen que el número de fallecidos siga aumentando en las últimas horas porque la mayoría de los hospitalizados presenta quemaduras en más del 70 por ciento de su cuerpo. En este sentido, el diputado y figura nacional Imram Khan indicó en su “cuenta” de la red social Twitter que el número de muertos en este trágico siniestro podría rebasar incluso los doscientos, aunque todavía no hay una confirmación oficial de esta cifra.

Según las primeras evaluaciones del suceso, el camión se salió de la autopista por la que circulaba a las afueras de la ciudad cuando el conductor del vehículo perdió el control tras reventar una rueda. Cuando la multitud —unas quinientas personas, según los testigos, algunas de ellas incluso fumando— se aproximó para recoger el combustible derramado, el camión explotó y envolvió en una bola de fuego a los concentrados, que ignoraron todos los avisos dados por la Policía para evacuar el lugar del accidente. Hay al menos una veintena de niños entre los fallecidos en la tragedia, que ha conmovido al mundo. El conductor ha sobrevivido y está ahora bajo custodia policial. La mayoría de los muertos residían en la cercana aldea de Ramzan Joya.

Para uno de sus habitantes, el exfuncionario Jalil Ahmed, de cincuenta y siete años, que ha perdido a una docena de familiares en la explosión, el suceso es “el día del Juicio Final” para el poblado. Las autoridades locales están completamente colapsadas y el ministro de Estado para la Información, Marriyum Aurangzeb, ha pedido la ayuda inmediata del Gobierno federal.

“La escala de esta tragedia es insportable y no hay gobierno que pueda afrontarla en solitario”, lamentó en unas declaraciones realizadas a la cadena informativa GEO mientras cuatro helicópteros seguían trasladando a los heridos al hospital con unidad para atención a quemados más cercano, que se encuentra a la distancia casi insalvable de ciento cincuenta kilómetros.