Actualizado
miércoles, 25 abril 2018
09:05
h
URGENTE

Lawrence deja Oxfam tras los escándalos sexuales en Haití

La subdirectora admite que el comportamiento del personal fue inaceptable
Ver comentarios
|
13/02/2018
  • SUCESO.Tienda de comercio justo de la ONG, Oxfam, en una calle de Londres.
    SUCESO.Tienda de comercio justo de la ONG, Oxfam, en una calle de Londres.

L a subdirectora de la ONG británica Oxfam, Penny Lawrence, dimitió del cargo por los escándalos sexuales en los que se vieron envueltos miembros del personal de la organización en Haití durante los trabajos posteriores al devastador terremoto de 2010. El diario británico ‘The Times’ reveló la semana pasada abusos de trabajadores de la ONG y, en particular, informó de que el director de Oxfam en Haití, Roland van Hauwermeiren, contrató prostitutas —algunas de ellas menores— con fondos de la organización.

Oxfam ya admitió entonces que el comportamiento de su personal había sido “inaceptable” y ahora Lawrence, que en 2010 ejercía de directora de programas, anunció su dimisión como subdirectora, “avergonzada” de lo que ocurrió bajo su supuesta vigilancia. “Asumo toda la responsabilidad”, subrayó esta responsable, que aludió a circunstancias irregulares tanto en Haití como en Chad.

“Queda claro ahora que las acusaciones, que implican el uso de prostitutas y que tienen que ver con el comportamiento tanto del director para el país como de miembros de su equipo en Chad, fueron planteadas antes de que fuese trasladado a Haití”, admitió en un comunicado. Lawrence dijo estar “profundamente arrepentida por el daño y la angustia generada para quienes apoyan a Oxfam, todo el sector de ayuda al desarrollo y para la mayoría de las personas vulnerables que han confiado en nosotros”. El máximo responsable de la ONG, Mark Goldring, secundó y lamentó la dimisión de su ‘número dos’ que ha considerado una “decisión personal”.

El gobierno británico busca soluciones

El Gobierno de Reino Unido debe hacer más para prevenir el “horrible comportamiento” de algunas ONG, reconoció un portavoz de la primera ministra británica, Theresa May, en el marco del escándalo suscitado por las acusaciones de abuso sexual contra trabajadores de la misión de Oxfam en Haití.