Actualizado
miércoles, 20 septiembre 2017
13:26
h
URGENTE

Macron y Le Pen cierran el pase a una anómala segunda vuelta

Ver comentarios
|
24/04/2017

El líder del movimiento En marche!, Emmanuel Macron, y la dirigente del Frente Nacional, Marine Le Pen, han confirmado las previsiones y han obtenido los dos primeros puestos en las elecciones presidenciales francesas, lo que les da acceso a una anómala segunda vuelta en la que no estarán ninguna de las dos grandes familias políticas.

El candidato centrista Emmanuel Macron ha obtenido la victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia con un porcentaje de voto del 23,75 por ciento, más de dos puntos de ventaja por delante de la segunda candidata en intención de voto y rival en la ronda final del próximo 7 de mayo, la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, quien ha obtenido un 21,53 por ciento de las papeletas, según los datos finales proporcionados por el Ministerio del Interior.

En tercer lugar, y ya fuera de la carrera por el Elíseo, figura el conservador candidato de Los Republicanos, François Fillon, con un 19,91por ciento de los votos, una diferencia ajustada respecto a la del cuarto más votado, Jean­Luc Mélenchon, de Francia Insumisa, que ha recibido un 19,6 del porcentaje de voto.

Por destacar un último aspecto, la debacle protagonizada por el Partido Socialista representado por Benoît Hamon, que ni siquiera ha alcanzado los dobles dígitos, con un 6,35 por ciento de los respaldos, según ha recogido el diario francés ‘Le Figaro’.

El índice final de participación se sitúa en el 78,69 por ciento. En 2012, un 79,48 por ciento de los electores acudieron a votar en la primera vuelta, mientras que en la segunda ronda la cifra subió ligeramente, hasta el 80,35 por ciento.

Sin embargo, ninguna de estas dos citas alcanzó las tasas registradas en los comicios del año 2007, cuando un 83,77 y un 83,97 por ciento de los votantes acudió a las urnas en primera y segunda vuelta, respectivamente.

La ley francesa establece un sistema de votación en dos vueltas, salvo que en una primera ronda alguno de los candidatos obtenga más del 50 por ciento de los votos. Las urnas, por tanto, volverán a abrirse el próximo 7 de mayo, ya para elegir de forma definitiva al sustituto de François Hollande en el Elíseo.

Los sondeos divulgados antes de estas elecciones situaban la opción Macron­Le Pen como la más probable de cara a dicha segunda vuelta y, si se cumplen de nuevo los pronósticos, el exministro debería lograr una holgada victoria el 7 de mayo.

Una encuesta de Ipsos difundida en plena noche electoral pronostica para Macron un apoyo del 62 por ciento, frente al 38 por ciento de Le Pen. La tendencia se repite en el caso de Harris Interactive, que vaticina una victoria aún más holgada, con un 64 por ciento de los sufragios para Macron.

Tanto el conservador François Fillon como el socialista Benoît Hamon ya han pedido el voto a favor de Macron y en contra Le Pen. “No hay otra opción que votar en contra de la extrema derecha”, ha dicho Fillon, mientras que Hamon ha llamado a frenar a una “enemiga de la República” a golpe de votos.

El izquierdista Jean­Luc Mélenchon, en cambio, se ha desmarcado de esta salida en tromba contra Le Pen con un mensaje en el que no ha emitido consigna alguna de voto. Sin dar los resultados por cerrados, el líder de Francia Insumisa se ha limitado a decir que consultará a la militancia.