Actualizado
domingo, 25 junio 2017
11:07
h
URGENTE

Reino Unido inicia el “Brexit”

May propone “periodos de implementación” para ciudadanos y empresas
Ver comentarios
|
30/03/2017
  • LONDRES. El embajador británico en la UE, Tim Barrow, entrega la carta a Donald Tusk (AFP).
    LONDRES. El embajador británico en la UE, Tim Barrow, entrega la carta a Donald Tusk (AFP).

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, recibió la notificación formal del Gobierno británico para iniciar las negociaciones de su salida del club comunitario, cuyas condiciones deberán pactarse en un plazo de dos años.

Tusk recibió, de manos del embajador británico ante la Unión Europea, Tim Barrow, la carta oficial que la primera ministra británica, Theresa May, rubricó la víspera con la confirmación de que Londres decidió invocar el artículo 50 del Tratado de la UE.

“Después de nueve meses, Reino Unido lo ha activado”, anunció Tusk en las redes sociales. En un segundo mensaje, el presidente del Consejo Europeo difundió una fotografía del momento en que se entregó la notificación a puerta cerrada, sin medios.

Londres cumple así el mandato de los británicos, que en junio de 2016 votaron en un referéndum a favor de abandonar la UE.

Este paso supone el arranque de una cuenta atrás irreversible de dos años, hasta el 29 de marzo de 2019, para que las partes pacten las condiciones de salida, antes de que se suspenda de manera automática la aplicación de las leyes europeas en suelo británico.

El Tratado prevé la posibilidad de una prórroga si tras dos años no hay acuerdo, pero para ello sería necesario la aprobación por unanimidad de los Veintisiete.

Tras una primera declaración, Tusk hará públicas este viernes las “líneas rojas” del bloque para negociar el “Brexit” y reunirá a los líderes europeos sin Reino Unido el próximo 29 de abril, en una cumbre extraordinaria en Bruselas para confirmar las directrices de negociación.

La Comisión Europea trabajará a partir de ese momento en un documento de negociación más detallado para que los Estados miembros confirmen el mandato de negociación. Será Bruselas, a través del excomisario de Mercado Interior Michel Barnier, quien negociará en nombre de la Unión Europea con Londres. El acuerdo final necesitará el visto bueno de los Estados miembros y del Parlamento Europeo.

La primera ministra británica, Theresa May, defendió la necesidad de que la negociación sobre la salida de Reino Unido de la UE se lleve a cabo al mismo tiempo que el acuerdo que regulará la futura relación del país con el bloque y apostó por un acuerdo de libre comercio ambicioso.

“Reino Unido quiere acordar con la Unión Europea una asociación profunda y especial que incluya tanto la cooperación económica como de seguridad”, afirmó May en la misiva que hizo llegar su Gobierno al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

“Para lograrlo, creemos que es necesario acordar los términos de nuestra futura relación junto con los de la retirada de la UE”, defendió la mandataria, advirtiendo de que si las negociaciones culminan sin acuerdo, “tendremos que comerciar en virtud a los términos de la Organización Mundial de Comercio (OMC)”.

Además, añadió, en materia de seguridad, la falta de acuerdo “significaría que nuestra cooperación en la lucha contra el terrorismo se vería debilitada”. Aunque llegado el caso tanto Reino Unido como la UE afrontarían la situación, “no se trata de un resultado que ninguna de las partes deba buscar”.

Por tanto, prosiguió, “debemos trabajar duro para evitar ese resultado”, dejando claro que Reino Unido quiere seguir asegurándose de que “Europa sigue siendo fuerte y próspera y capaz de liderar en el mundo, proyectar sus valores y defenderse de las amenazas a su seguridad”.

Asimismo, May propuso una serie de “principios” de cara a las negociaciones. En primer lugar, que ambas partes se traten “de forma constructiva y con respeto”. En este sentido, dijo que Reino Unido es consciente de que su salida “tendrá consecuencias” y que, por tanto, no buscará su permanencia en el mercado único, ya que “entiende que las cuatro libertades son indivisibles”.

En segundo lugar, reclamó que se debe poner a los “ciudadanos lo primero”, ya que hay muchos británicos viviendo en países de la UE y viceversa. Igualmente, sostuvo que ambas partes deberán trabajar juntas para lograr “un acuerdo integral” y para “dar la mayor certeza posible” a inversores, empresas y ciudadanos.

Mariano Rajoy
lanza un mensaje
de tranquilidad

Rajoy lanzó un mensaje de “tranquilidad” y de “confianza y de serenidad” a todas las empresas que invierten en Reino Unido, y a las compañías británicas que comercian con España. “La UE sabe lo que se hace”, afirmó.

También transmitió esa tranquilidad a todos los ciudadanos españoles, a los 300.000 británicos residentes en España y a los más de 100.000 españoles que hay en Reino Unido. “Nuestra prioridad de minimizar la incertidumbre creada por Reino Unido”.

Angela Merkel lamenta la decisión de Theresa May

La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció que, cuando Reino Unido activó el proceso de salida de la UE, “es un día que hubiésemos deseado que nunca hubiese llegado”, no obstante, subrayó que también supone “un nuevo punto de partida” para la Unión Europea.

“Alemania y otros países miembro de la UE hubiésemos deseado que este día nunca hubiese llegado. Perdemos a un socio fuerte e importante”, afirmó Merkel en declaraciones a la prensa.

Nicola Sturgeon
lo califica como
“un salto al vacío”

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, consideró que la activación del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea constituye un “salto al vacío”.

“No hay ninguna duda de que lo que está pasando hoy representa una especie de salto al vacío”, sostuvo la ministra en declaraciones a la BBC, después de que el Gobierno de Theresa May entregara al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la carta por la que se activa el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

La Eurocámara dice que “no es un buen día” para la UE

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, aseguró que “no es un buen día” y que el “Brexit” “marca un nuevo capítulo en la historia de la UE”, al tiempo que remarcó que el bloque comunitario está “preparado” y seguirá avanzando.

“Hoy no es un buen día. El “Brexit” marca un nuevo capítulo en la historia de la Unión pero estamos preparados, avanzaremos, confiando en que Reino Unido siga siendo un socio cercano”, escribió en las redes sociales.

Francia rechaza
la petición de las negociaciones

El ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, dejó claro que las negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido sobre su futura relación solo podrán llevarse a cabo una vez haya concluido el proceso de Brexit en un plazo de dos años.

“Tras la negociación del divorcio, habrá otra negociación y esa será la organización de las futuras relaciones entre los 27 en la Unión Europea y Reino Unido”,declaró a la prensa Ayrault después de la activaciónr del “Brexit”.

En su carta a la UE, la primera ministra británica, Theresa May, ha defendido que es “necesario acordar los términos de nuestra futura relación junto con los de la retirada de la UE”.

El ministro francés ha reconocido que las conversaciones sobre el Brexit serán difíciles y ha sostenido que May no podrá elegir lo que quiere de cara al acuerdo.

“Tenemos que celebrar estas conversaciones de una manera que sea constructiva y respetuosa con Reino Unido. No está en nuestra mente el querer castigar a una población porque votó cómo se sentía”, ha añadido.

| 29/Mar/2017 18:41:46 (EUROPA PRESS) 03/29/18-41/17 que servicios.bre o con el de la entidad para la que, en su caso, el nombre de empres presservicios.ad para rvipara la que servicios.