Actualizado
lunes, 16 octubre 2017
19:41
h
URGENTE

Trump lanza el primer ataque directo de EEUU contra Siria

Ver comentarios
|
07/04/2017

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha ordenado el primer golpe directo de Estados Unidos contra el régimen de Bashar al Assad desde que comenzó el conflicto en Siria y lo ha hecho en respuesta a un ataque químico atribuido a Damasco, pese a que en 2013 cuando Barack Obama estaba en el cargo, rechazó abiertamente esta opción a raíz de otro suceso similar.

“He ordenado un bombardeo contra la base aérea siria desde donde se llevó a cabo el ataque químico”, ha señalado en una rueda de prensa desde su residencia en Florida, en referencia al bombardeo del 4 de abril en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib (norte), que dejó cerca de un centenar de muertos.

“Siria lanzó el martes un horrible ataque químico contra civiles inocentes”, ha denunciado el mandatario, haciendo hincapié en que “los años de intentos previos para cambiar el comportamiento de Al Assad han fracasado, y fracasaron de forma dramática”.

“Como resultado, la crisis de refugiados continúa y la región sigue desestabilizándose, amenazando a Estados Unidos y a sus aliados”, ha argumentado. “Esperamos que, mientras Estados Unidos defienda la justicia, prevalezcan la paz y la armonía”, ha remachado.

Trump ya había dado a entender horas antes que podría actuar ante los últimos acontecimientos en Siria, donde hasta ahora había sostenido que la prioridad era acabar con el grupo terrorista Estado Islámico y después de que miembros de su Administración hubieran señalado abiertamente que derrocar a Al Assad ya no era prioritario. LISTA DE OPCIONES

Sin embargo, horas después del ataque químico del martes y tras recibir pruebas de sus asesores de Inteligencia de que Damasco estaba detrás, Trump pidió que se elaborara una lista de opciones sobre lo que se podía hacer para castigar a Al Assad, según fuentes oficiales consultadas por Reuters y CNN.

Ya el mismo martes por la tarde, el presidente recibió un listado de opciones, incluidas sanciones, presión diplomática y un plan militar para golpear a Siria, que había sido elaborado antes de que tomara posesión del cargo en enero. “Tenía muchas preguntas y dijo que quería pensárselo”, pero también pidió que se afinaran las opciones, ha explicado una de las fuentes consultadas por Reuters.

El miércoles por la mañana, después de que sus asesores militares le informaran de la base desde la que partió el ataque químico, Trump pidió centrarse en los planes militares, a los que, según otro responsable citado por Reuters, “solo había que quitarles un poco el polvo y adaptarlos al actual objetivo”.

Esa misma tarde, en declaraciones desde el Rose Garden de la Casa Blanca, Trump dijo que el ataque de Jan Sheijun había cruzado “muchas líneas” para él. “Cuando uno mata a niños inocentes, bebés inocentes, con un gas químico que es tan letal (...) eso cruza muchas líneas, más allá de la línea roja”, sostuvo. Al ser preguntado sobre si estaba elaborando una nueva política para Siria se limitó a responder: “ya veréis”.

Ya el jueves por la tarde, el Estado Mayor de la Defensa se reunió en el Pentágono para ultimar el plan, mientras Trump se dirigía a su residencia de Mar-e-Lago para reunirse con el presidente chino, Xi Jinping. Fue allí donde el presidente firmó su autorización, antes de cenar con el mandatario chino.

En la toma de esta decisión, Trump se ha dejado aconsejar por el asesor de Seguridad Nacional, H. R. McMaster, el secretario de Defensa, Jim Mattis, y el jefe del Estado Mayor, general Joseph Dunford, según las fuentes citadas por Reuters. GIRO EN SU POLÍTICA

Por ahora, el ataque estadounidense parece ser un acto puntual que, a priori, no tendrá continuación. Sin embargo, supone un importante giro en la política que había venido defendiendo Trump, quien tras el ataque químico de 2013 defendió tajantemente que no se interviniera en Siria.

El 29 de agosto de 2013, en un mensaje de Twitter, el magnate afirmaba: “*Qué conseguiremos de bombardear Siria además de más deuda y un conflicto a largo plazo? Obama necesita la aprobación del Congreso”, sostuvo Trump.

“El presidente debe conseguir la aprobación del Congreso antes de atacar Siria. `Gran error si no lo hace!”, insistió dos días después. Sin embargo, Trump no ha consultado con los congresistas para lanzar su ataque de este viernes.

“Una vez más, a nuestro estúpido líder, no ataques Siria. Si lo haces, ocurrirán muchas cosas malas y de esa lucha Estados Unidos no conseguirá nada”, reiteró días después, cuando se estaba debatiendo una posible respuesta al ataque químico en Ghuta por parte del régimen sirio, después de que Obama hubiera dicho que este tipo de ataques constituía una “línea roja”.

“Presidente Obama, no ataques Siria. No hay un aspecto positivo y sí tremendos inconvenientes. Ahorra tu ‘poder’ para otro día (más importante)”, insistió el 7 de septiembre. “No ataques Siria, un ataque que no traerá nada sino problemas para Estados Unidos. Céntrate en hacer a nuestro país fuerte y grande de nuevo”, le reclamó un par de días después, usando ya el que sería su lema de campaña “Make America great again”.