Actualizado
lunes, 18 diciembre 2017
16:53
h
URGENTE

Trump “saca pecho” con el aumento del gasto militar

El presidente combina el mensaje patriótico con lemas de campaña
Ver comentarios
|
25/02/2017
  • SATISFACCIÓN. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en uno de sus discursos.
    SATISFACCIÓN. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en uno de sus discursos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo saber que “la era de las palabras vacías ha terminado y que es hora de pasar a la acción” en su discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), donde insiste en sus lemas de campaña, con énfasis especial en el levantamiento del muro fronterizo cuyos “planes van muy por delante de lo esperado” y la atención prioritaria que recibirán los ciudadanos estadounidenses “por delante de todos”. En un discurso plagado de lemas de campaña, Trump dedicó por otro lado unas palabras a comentar el estado del Partido Republicano y la resurrección que experimentó, en sus palabras, “gracias al movimiento” basado en su persona. “El Partido Republicano volverá a ser el partido de los trabajadores. Si vierais lo grande que se ha vuelto durante este ciclo, desde las primarias. Millones de personas se han unido a nosotros, no voy a decir que gracias a mí... pero sí, ha sido gracias a mí”. No responderemos ante los grupos de interés, sino ante los ciudadanos”, manifestó. “Nuestra única lealtad es hacia América. Somos todos uno, sin importar el color. El color de nuestra sangre es el rojo de los grandes patriotas”, añade el presidente estadounidense, quien agradeció especialmente su labor a la comunidad evangélica y “a algunos rabinos” el impulso recibido por su campaña. “No os decepcionaré”, prometió. En el encuentro, celebrado en Maryland, Trump repasó una vez más sus planes de reforma para Estados Unidos, que pasan por el rechazo y sustitución de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, la conocida como “Obamacare”, el incremento en gasto de infraestructuras, el “incremento masivo” del gasto militar y la reducción de la criminalidad. “Hemos defendido las fronteras de otros países mientras hemos dejado las nuestras abiertas. Vamos a construir el muro pronto, muy por delante del calendario establecido. Muy, muy, muy por delante. Vamos a echar a los malos”, declaró el presidente estadounidense antes de defender sus planes para las Fuerzas Armadas. “Vamos a poner las pilas al Ejército. Más grande y más fuerte que nunca. Espero no tener que usarlo nunca, pero nadie se va a meter con nosotros. Va a ser uno de los más grandes incrementos militares de la historia. Nadie se atreverá a cuestionar jamás nuestro poder militar.