Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
20:07
h
URGENTE

Absuelto el “youtuber” juzgado por hacer armas en Internet

|
13/09/2017
  • EXPECTACIÓN. Alejandro C. M., en el banquillo de los acusados, mientras es fotografiado por los medios.
    EXPECTACIÓN. Alejandro C. M., en el banquillo de los acusados, mientras es fotografiado por los medios.

El vecino de Marmolejo, A.C.M., de 48 años, detenido en febrero de 2016 por fabricar armas caseras y difundir sus destrezas en un canal propio de Internet ha sido absuelto del delito de fabricación de armas de fuego, pero ha sido condenado a un año y medio de cárcel por un delito de tenencia de armas prohibidas.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén a la que ha accedido Europa Press establece que “no ha resultado acreditado” que el acusado “fabricase armas de fuego”. Tampoco considera acreditado que de la realización de vídeos del proceso de fabricación y funcionamiento de las armas y su posterior difusión en su canal de internet, A.C.M. haya obtenido desde octubre de 2012 hasta julio de 2016 ingresos ascendentes a la suma de 47.919,73 euros.

Es por ello por lo que la sentencia rechaza el decomiso de esta cantidad tal y como había solicitado el Ministerio Fiscal.

La magistrada establece que sobre el material que se intervino en el registro como armas de fuegos no resulta acreditada “su potencialidad lesiva al no encontrarse capacitados para el disparo en las condiciones recibidas”, tal y como se concluye en el informe pericial.

No obstante, en la sentencia sí se considera probado que los hechos son constitutivos de un delito de tenencia ilícita de armas ya que el acusado “tenía en su poder una serie de armas prohibidas como son los puñales y los xiriquetes, a lo que cabe añadir las ballestas como instrumento especialmente peligroso para la integridad física de las personas.

A este se une la tenencia de “abundantes” armas blancas (cuchillos curvos tipo karambit, cuchillo de caza, puñal con acabado en punta de flecha, navajas con hoja metálica y de doble hoja, hacha tomahawk, guanteletes metálicos con cuatro hojas metálicas cada uno, arma punzo cortante con cabeza en forma de estrella de ocho puntas, dedal con cuchilla de 4,5 centímetros de longitud en a falange distal, punta de flecha y lanza de madera acabada en punta de flecha de metal). Todas estas armas, dice la sentencia “integran una situación idónea para causar peligro en los bienes jurídicos protegidos”.

“En realidad no son armas de verdad. Todo estaba manipulado y editado”, declaró A.C.M. en el juicio celebrado el pasado 5 de septiembre para defenderse de la acusación de tenencia ilícita y fabricación de armas de fuego por los que el Ministerio Fiscal le reclamaba cinco años de prisión.

Señaló que las armas de fuego fabricadas “ni funcionaban ni eran operativas” y calificó los vídeos como “fantasmas” y de “entretenimiento” cuya finalidad era “llamar la atención” para lograr más reproducciones.

“La gracia de los vídeos era que llamaran la atención y se viralizaran para así conseguir más reproducciones” y de paso obtener más ingresos. De hecho, A.C.M. ha señalado que buscó a un conocido para que los tradujera al árabe y así “dar a conocer mi canal a otra parte del mundo” de donde se podía asegurar un mayor número de visualizaciones.

Por este caso, A.C.M. pasó ocho meses en prisión preventiva y quedó en libertad provisional por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Andújar (Jaén) con la condición de que cerrara su canal y retirara los archivos de la red.

A día de hoy, el canal sigue abierto y cuenta con 959.585 suscriptores, aunque eso sí ahora se limita a vídeos y tutoriales para fabricar ‘armas de juego’ como pistolas lanza dardos o ametralladoras de gomitas.

La investigación comenzó en noviembre de 2015 cuando se recibió una denuncia a través de la página web oficial de la Policía Nacional alertando de que en determinados perfiles de redes sociales se estaban difundiendo vídeos con contenido explícito acerca de cómo fabricar armas.

El contenido de los mismos fue examinado de manera exhaustiva por los agentes, centrándose principalmente en aquellos que contenían actividades relacionadas con la fabricación de diferentes tipos de armas, tanto de fuego, como prohibidas.

Algunas de estas armas eran diseñadas específicamente para que fueran indetectables a la hora de pasar determinadas medidas de seguridad en instalaciones como aeropuertos o estaciones de transporte.

Fruto de las pesquisas los agentes realizaron en febrero de 2016 dos registros en la localidad jiennense de Marmolejo, donde se incautaron de diverso material, como armas prohibidas, piezas fundamentales de armas de fuego, precursores de explosivos, un lanzagranadas artesanal, una pistola eléctrica, ballestas metálicas, navajas indetectables para sistemas de seguridad, una olla exprés, cuatro arcos metálicos, un fusil simulado, varios láser y placas de matrícula sustraídas.

A.C.M. deberá sentarse nuevamente en el banquillo de los acusados por hechos similares ya que tiene otra causa pendiente que llevó a su detención en julio de 2013 y que todavía, a pesar de ser más antigua, está pendiente de juzgar, aunque ya se ha fijado el juicio para febrero de 2018.

Por los hechos de 2013, el Ministerio Fiscal le reclama otros cinco años de prisión como presunto autor de los delitos de tenencia ilícita y fabricación de armas de fuego.