Actualizado
jueves, 25 mayo 2017
12:49
h
URGENTE

Asaja pide a los olivareros que denuncien si ven aceiteras rellenables en los bares

La organización abre una batalla para que se cumpla la norma
Ver comentarios

Pese a que hace más de dos años que entró en vigor la norma que prohíbe servir aceite de oliva en una aceitera rellenable en los bares, restaurantes y cafeterías, muchos tienen claro que hay establecimientos que parece que todavía no se han enterado. De hecho, no resulta nada complicado pedir zumo de aceituna y que llegue en una botella que se ha rellenado, lo que supone una vulneración de las normas alimentarias con vistas al consumidor.

Por eso, Asaja en Jaén anuncia el comienzo de una campaña informativa para animar a los consumidores a “cazar” a todos aquellos bares, hoteles y restaurantes que incumplan con la ley y ofrezcan al consumidor aceiteras rellenas de aceite de oliva o botellas manipuladas. La organización anima a los agricultores a que pidan el libro de reclamaciones exponiendo la infracción y les recuerda que las tienen que entregar en las oficinas de atención al consumidor. Asimismo, insiste en que las aceiteras irrellenables son obligatorias en los bares, los restaurantes y las cafeterías y añade que incumplir la normativa es, además de una ilegalidad, una amenaza para la imagen y calidad del aceite de oliva jiennense.

Asaja manifiesta que no se trata de una ley fallida, ya que existen muchos establecimientos hosteleros que sí que cumplen con la norma. Por eso, recalca que hay que señalar a los que todavía no lo hacen porque supone una merma de la imagen y una mala manera de competir.