Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
21:49
h
URGENTE

“Cazado” un anciano por coger pájaros

La Guardia Civil investiga a un hombre de 82 años por colocar trampas para atrapar aves en Villanueva de la Reina
Ver comentarios
|
08/11/2018
  • INTERVENIDAS. Aves y costillas halladas en Villanueva de la Reina.
    INTERVENIDAS. Aves y costillas halladas en Villanueva de la Reina.

Es el cazador cazado. Un anciano de 82 años se encuentra en situación de investigado dentro de un procedimiento judicial por, presuntamente, coger pajarillos con artes prohibidas. La Comandancia de la Guardia Civil informa —en un comunicado— que investiga a un vecino de Villanueva de la Reina de 82 años por utilizar presuntamente artes prohibidas de caza para la captura de aves insectívoras. Según informa el Instituto Armado, una patrulla de Seguridad Ciudadana recibió un aviso de la Central Operativa en el que se comunicaba que en el paraje Huerta el Gato, en el citado término municipal, unos guardas de campo habían encontrado a una persona colocando las trampas conocidas como costillas.

Esto hizo que la patrulla de la Guardia Civil acudiera hasta este lugar. Allí fue informada por los guardas de campo de que el hombre, que se negaba a identificarse, se había marchado y había abandonado 19 costillas y 9 aves insectívoras de tipo petirrojo. Con la filiación de las placas de matrícula facilitadas por los guardas, los agentes encontraron al hombre, que resultó ser un vecino del municipio de Villanueva de la Reina, que tiene 82 años. Se le comunicó que se instruían diligencias para su entrega a la autoridad judicial, dando cuenta también al fiscal coordinador en la materia y a la Delegación Territorial de Medio Ambiente.

Esta intervención está enmarcada en la orden de servicios de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén, en la que han sido articulados varios dispositivos y medios para un intercambio de información ágil y operativa con guardería rural y agentes de medio ambiente. Precisamente, el pasado agosto, la Guardia Civil de Jaén investigó a un vecino de Bailén como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y fauna, acusado de usar artes prohibidas para cazar aves. El Instituto Armado, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) encontró en el Paraje Huerta San Vicente de Zocueca, en el término municipal de Guarromán, trampas conocidas como costillas instaladas en una explotación agrícola. La zona fue batida minuciosamente por varios agentes para dar con todas las artes de caza que pudieran estar colocadas por la zona. Tras detectar más instaladas entre las hileras de viñedos, se estableció un dispositivo de apostadero con el objetivo de identificar al presunto autor de los hechos. Pronto cayó el que se imputó como autor, ya que fue en busca de los resultados de las trampas.