Actualizado
lunes, 26 junio 2017
22:39
h
URGENTE

Ciberdelincuentes llenan internet de falsas ofertas de empleo en la aceituna

La mayoría de las propuestas son un burdo engaño
  • EN EL CAMPO. Un jornalero varea un olivo en una finca de Jabalquinto en esta campaña.
    EN EL CAMPO. Un jornalero varea un olivo en una finca de Jabalquinto en esta campaña.

Urge gente para trabajar en la aceituna”. Así de rotundo es el mensaje de muchas ofertas de trabajo que se comparten a través de las redes sociales —Facebook—. Es más fácil verlas en grupos, ya que ahí el enlace tiene más posibilidades de propagarse de manera exponencial. También están en los muros de particulares —se promocionan con la mejor de las voluntades— o, incluso, saltan de teléfono en teléfono a través de Whatshapp. Si se lee la oferta, hasta puede llegar a convencer para contactar o para descargar algún archivo con la esperanza de atrapar un puesto laboral.

Sin embargo, solo con pisar las calles de cualquier municipio aceitunero se palpa la realidad. Encontrar un trabajo en la campaña no es fácil. Entonces, ¿quién cuenta con tantos problemas para configurar su cuadrilla que tiene que acudir a páginas o anuncios por internet? En realidad, nadie. Casi todas las cuadrillas están formadas y conseguir un tajo resulta tremendamente complicado por el enorme paro que existe en esta provincia. Por eso, estos anuncios son obra de ciberdelincuentes que buscan otros objetivos o de “pillos” que colocan mensajes reclamo para conseguir otros objetivos. Si se leen los comentarios que se le hacen a cada esta noticia de personas que lo han intentado, ahí ya suena a un burdo engaño que se aprovecha de la desesperación de las personas que no tienen trabajo.

La gente de Jaén sabe que hallar un tajo resulta complicado, pero estos mensajes proliferan por España y por el mundo, por lo que dan una idea irreal de lo que ocurre. Si el Foro Provincial de la Inmigración lanza el mensaje de que no venga la gente si no tiene un contrato porque será muy difícil conseguir empleo en la aceituna, estos falsos anuncios “dibujan” otra realidad, que resulta tremendamente falsa. Por eso, tal y como indica el Servicio Público de Empleo Estatal —en su web— hay que desconfiar porque, generalmente, son obras de ciberdelincuentes o de personas que buscan aprovecharse.

El albergue se llena ante la llegada de temporeros en busca de trabajo

El albergue de transeúntes de Jaén lleva algunos días con todas las camas completas. Se debe a que, en realidad, no son transeúntes los que acuden en estos días, sino temporeros en busca de jornales para la próxima campaña de la aceituna. El dispositivo cuenta con alrededor de medio centenar de plazas. Por las noches, en las últimas jornadas, prácticamente todas han estado completas, según ha podido saber Diario JAÉN. Sin embargo, existen unas fluctuaciones muy grandes, ya que las personas salen a buscar trabajo muy temprano. Algunas vuelven después y otras no. Asimismo, en los últimos días, ya se ve un movimiento especial en las estaciones de autobuses de la provincia, sobre todo, en la de la capital. Son personas que vienen desde otras ciudades españolas para probar suerte en la aceituna. El Foro Provincial de la Inmigración recomienda abrir los dispositivos especiales para atender a los temporeros a partir de la tercera semana de noviembre, en lo que será una puesta en marcha coordinada de los servicios de los albergues. No obstante, si no cuentan con demanda, puede esperar unos días más. La decisión final corresponde al Gobierno municipal. Jaén y Úbeda son las ciudades que soportan una presión mayor, ya que son puntos de llegada de temporeros que luego viajan por la provincia.

Claves

¿Cómo detectarlas? El Servicio Público de Empleo Estatal dice que la empresa suele estar en el extranjero, los mensajes usan un español deficiente, utilizan cuentas de correo gratuitas y pueden adjuntar una plantilla para rellenar los datos personales.

Piden dinero. El Ministerio de Trabajo aconseja desconfiar de las ofertas de empleo que pidan que se envíe dinero para algún concepto (arreglar el cortijo, adelanto de la manuntención o para pagar el gasóleo de los vehículos que irán al olivar, entre algunos ejemplos).

Llamadas. Cuidado con los teléfonos a los que hay que llamar. Hay ofertas que requieren telefonear a 906, 806, 807 u 803, que son números de tarificación especial.

lograr datos. Hay propuestas que piden rellenar los datos en un formulario. El Servicio Público de Empleo Estatal desaconseja hacerlo —salvo que se conozca a la persona a la que se les dan—. Los datos pueden servir para cometer algún tipo de delito a través de internet.