Actualizado
lunes, 22 abril 2019
19:36
h
URGENTE

Desmantelado un laboratorio de marihuana en El Mármol

La Policía y la Guardia Civil detienen a tres personas e investigan el uso de un domicilio como “fumadero”
Ver comentarios
|
13/04/2019
  • PESQUISAS. Droga y aparatos utilizados en el invernadero de marihuana decomisados en la operación.
    PESQUISAS. Droga y aparatos utilizados en el invernadero de marihuana decomisados en la operación.

T res personas detenidas y un laboratorio clandestino de marihuana desmantelado en El Mármol, la pedanía de Rus. Ese es el balance provisional de la operación desarrollada conjuntamente por la Policía Nacional y la Guardia Civil y que se ha extendido también a Úbeda. De hecho, los agentes de ambos Cuerpos de Seguridad realizaron tres registros domiciliarios en inmuebles ubicados en ambas ciudades. Se han intervenido un kilo de cogollos de marihuana preparados para su envasado y venta; 450 gramos de metanfetamina; 37 pastillas de tranquimazín; 4.295 euros en metálico; numerosos aparatos eléctricos; transformadores; fuentes de alimentación; proyectores; focos de calor; y balanzas, entre otros, enseres dedicados al cultivo de la “hierba” bajo techo. Uno de los domicilios de la ciudad ubetense se utilizaba, al parecer, como “fumadero”. Los yonkis consumían las sustancias en el interior de ese piso para evitar ser detectados e identificados.

La investigación comenzó hace varias semanas después de que la Policía Nacional tuviera conocimiento de que en uno de los pisos de Úbeda podría haber un enganche ilegal a la luz, lo que es signo de que puede albergar una plantación de marihuana. De forma paralela, la Guardia Civil indagaba si la inquilina de ese mismo domicilio estaba enviando pequeñas cantidades de droga ocultas en prendas de ropa a la prisión. Ambas investigaciones se cruzaron y determinaron que la mujer se encargaba del cuidado de un laboratorio clandestino de “marihuana” en El Mármol. Los otros dos detenidos, presuntamente, le ayudaban en las labores de cultivo y, también, en la distribución de la sustancia estupefaciente. Las investigaciones siguen abiertas para la identificación y detención de los máximos responsables de este laboratorio y la supuesta conexión con otros invernaderos clandestinos que operan de la misma forma en la zona. Y es que los agentes creen que los tres arrestados son “trabajadores a sueldo” de una organización mucho mayor, que cuenta con varias infraestructuras para la plantación de marihuana.