Actualizado
viernes, 22 junio 2018
21:05
h
URGENTE

En busca de la inteligencia artificial

“Sinai” trabaja en tecnologías del lenguaje humano y el análisis de opiniones y sentimientos

El Grupo de Investigación de la UJA “Sistemas Inteligentes de Acceso a la Información”, Sinai, atesora desde su creación, en 2001, una amplia e ininterrumpida trayectoria en proyectos de investigación europeos, nacionales, autonómicos y locales. “Lo que trabajamos desde el principio son las tecnologías del lenguaje humano o el procesamiento del natural, porque el reto último es alcanzar la verdadera inteligencia artificial”, explica Alfonso Ureña, investigador de la UJA y responsable del grupo. Una cuestión que, destaca, no es nueva: “El procesamiento del lenguaje natural es una parte de la inteligencia artificial que comienza al mismo tiempo que los ordenadores. Pero no teníamos capacidad de cálculo. En la actualidad hay una madurez importante, y por ejemplo contamos con ‘Siri’ en iPhone o ‘Cortana’ en Microsoft, pese a que todavía queda mucho por hacer”.

En la actualidad son varios los proyectos que el grupo de investigación Sinai tiene en activo, como es el caso del de “Reconocimiento de entidades digitales”, con el acrónimo de Redes. “Cada vez es más común que personas, empresas, partidos políticos o ciudades tengan presencia en redes sociales, blogs, portales administrativos o gubernamentales. El objetivo de Redes es crear perfiles de estas entidades digitales —que pueden ser desde noticias a marcas, políticos o acontecimientos—, definidas por sus rasgos identitarios, lingüísticos y sociales, recolectados a través de la red heterogénea y diversa que es la red”, afirma Ureña.

El investigador también destacó el desarrollo de una serie de prototipos, uno premiado en el Mobile Word Congress de Barcelona, que era un monitor que trataba de predecir posibles brotes epidémicos y el seguimiento de enfermedades. “Básicamente utilizaba Twitter, que filtraba las entradas en función de la localización, el idioma o si se hablaba de enfermedades, y el objetivo es prever enfermedades o epidemias en tiempo real”, manifestó el responsable del grupo de investigación. Y quedaron finalistas con otro sistema en Biomedicina, que era un buscador semántico: “Es similar a Google, pero se pude buscar información no solo desde el punto de vista semántico, sino también en función del significado, lo que es importante para facilitar al usuario esa interacción que puede ser desconocida para él, y podría ser extrapolable al ámbito jurídico”. Que la investigación se refleje en la sociedad es su objetivo.