Actualizado
domingo, 16 diciembre 2018
19:48
h
URGENTE

La capital necesita 19 millones de litros en los grifos cada día

La falta de lluvia obliga a regar más y eleva el gasto en los últimos 36 meses
Ver comentarios
|
15/02/2018
  • EN EL BAÑO. Un niño jiennense se cepilla los dientes.
    EN EL BAÑO. Un niño jiennense se cepilla los dientes.

La capital necesita más de 19 millones de litros para abastecer a la población todos los días. Circulan por las tuberías del subsuelo hasta llegar a los 114.658 jiennenses, que es el censo que reconoce el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el último censo. Supone un ahorro considerable respecto a años anteriores. En 1998, Jaén requería, con mucha menos población, 31.611.210 litros, mientras que ahora demanda 19.640.915.

Sorprende que, pese a las obras de mejora en la red y la mayor concienciación de la ciudadanía para reducir el gasto del recurso, el consumo de agua potable en la capital ha crecido en los últimos 24 meses. El año de menor gasto fue 2014, en el que se marcó un registró histórico. Entonces, el consumo medio por habitante fue de 163,3 litros al día. Sin embargo, en 2015, 2016 y 2017, creció el consumo, ya que existe un efecto directo entre la falta de precipitaciones y el gasto de recursos en la ciudad. Si no llueve, hay que regar las plantas y los jardines para que no se sequen, por lo que la capital —y todas las ciudades que sufren escasez de precipitaciones— consumen más agua que en los periodos de una lluvia abundante o en un ciclo que se podría considerar normal. Cada jiennense necesitó 167 litros de agua al día durante 2015. Un año después, requirió 173, mientras que, en 2017, se usaron 171 por persona. Precisamente, durante este último año se sintió mucho más la fuerza de la sequía, por lo que una mayor concienciación por parte de la ciudadanía para rebajar el consumo de agua potable pudo hacer que el obligado incremento del riego se notara menos y se contuviera e, incluso, se redujera el gasto de recursos.

No obstante, también existe una relación directa que va ligada a la edad. Las nuevas generaciones cuentan con una mentalidad mucho más ecologista que las anteriores, por lo que intentan gestionar mejor estos recursos. Las últimas precipitaciones, en forma de lluvia y de nieve, se han notado en los embalses jiennenses, que tienen dos puntos más de agua que hace unas semanas. Sin embargo, Jaén es la provincia de la Cuenca del Guadalquivir con un porcentaje más bajo de agua almacenada. Sus pantanos se encuentran al 27,14%. En Córdoba están al 29,26%, mientras que en Granada se hallan al 33,34%.