Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE

La Catedral abre su “capilla del Nacimiento”

El obispo, Amadeo Rodríguez, inaugura el belén napolitano de
Caja Rural en el acceso al Sagrario
Ver comentarios
  • APERTURA. Luis Jesús García-Lomás y Amadeo Rodríguez, ante el belén napolitano de Caja Rural.
    APERTURA. Luis Jesús García-Lomás y Amadeo Rodríguez, ante el belén napolitano de Caja Rural.

Era la tercera ocasión que las dependencias auxiliares de la Catedral cuya puerta desemboca a la calle Campanas se abrían para inaugurar y mostrar el belén napolitano que Caja Rural instala en el templo mayor, un montaje que va camino de convertirse en toda una tradición navideña.

El obispo de la Diócesis, Amadeo Rodríguez Magro, fue el encargado de “cortar la cinta” del espectacular nacimiento, que en palabras del prelado “está en la ruta navideña, con el árbol de la Diputación, en el que la gente se hace fotografías”. Según monseñor Rodríguez, el belén es una tradición que no debe perderse: “Tenemos que seguir mostrándolo, porque nos muestra el misterio de la fe, del que vivimos todos nosotros, y además embellece, porque la Navidad es fe que se hace cultura, sociedad, familia y alegría..., es lo más divino y lo más humano también”, sentenció el obispo. El montaje mantiene las piezas de otros años y presenta una decena de nuevas figuras artesanales, adquiridas por la fundación a diferentes artistas: “Este año incluimos una de un japonés que trabaja en Nápoles”, compartió el gerente de la entidad, que celebró la posibilidad de instalar el nacimiento en dependencias catedralicias, “en una zona de mucho paso y que puede disfrutar todo el mundo”, apostilló.

El compás del convento de Santa Úrsula, la torre de la iglesia de la Magdalena, el pilar del Arrabalejo, la puerta del Ángel, el azulejo conmemorativo del descenso de la patrona... Estos y otros espacios de la capital jiennense se transforman en el caserío que contiene este belén, que en la edición de 2017 recibió a alrededor de veintitrés mil visitantes y que, en cuanto se hizo visible ante la mirada curiosa de quienes observaron movimiento en las escaleras de acceso al Sagrario, comenzó a acoger a jiennenses maravillados por lo que veían: “Esto es precioso, no nos podíamos imaginar que hubiera aquí algo así”, expresó Dolores Paulano, una vecina de la capital que no dudó en dedicar un rato a identificar los edificios del montaje y a aplaudir su primor: “El pilar del Arrabalejo echa agua de verdad, y los farolillos del azulejo de la Virgen de la Capilla dan luz”, decía, impresionada con los detalles.

El belén napolitano de Caja Rural puede visitarse hasta el próximo 5 de enero, entre las once de la mañana y las dos de la tarde y, también, a partir de las cinco y has- ta las ocho y media.