Actualizado
miércoles, 26 julio 2017
19:18
h
URGENTE

La UJA estudia los factores psicosociales en la violencia de hijos menores a padres

|
20/02/2017

Un equipo del grupo de investigación en Análisis Psicosocial del Comportamiento ante la Nueva Realidad Social de la Universidad de Jaén trabaja, desde principios de 2016 y junto a la Universidad de Oviedo, en un proyecto de I+D+i que analiza la prevalencia y los factores psicosociales implicados en la violencia filio-parental.

La violencia filio-parental es un problema social emergente que está generando una gran preocupación entre investigadores, profesionales y la sociedad en general. Aunque en los últimos años han aumentado los estudios en torno a este, la investigación sigue siendo aún escasa cuando se compara con otras formas de violencia intrafamiliar.

Los objetivos del proyecto son obtener datos de la prevalencia de la violencia filio-parental en diferentes regiones de España, a través de la elaboración y validación de un instrumento que podrá ser utilizado por investigadores y profesionales de este ámbito de actuación. A su vez, este instrumento de evaluación en forma de cuestionario con diversos ítems contribuirá a la detección precoz de este tipo de violencia con objeto de intervenir con la mayor brevedad. Así mismo, pretenden profundizar en el conocimiento de las variables psicosociales vinculadas a este problema y establecer perfiles diferenciales de menores que agreden a sus padres, lo que permitirá diseñar programas y servicios que respondan adecuadamente a las necesidades de estos menores y sus familias.

Esta línea de investigación se viene desarrollando en el Departamento de Psicología de la UJA dirigida por Mª Carmen Cano desde 2006. En su origen, la investigación se enmarcó en torno a la conducta delictiva de los menores. En un primer estudio, se planteó conocer con detalle la realidad del menor infractor y comprobar si realmente se habían producido cambios en la naturaleza de esta conducta delictiva mediante un análisis de la totalidad de expedientes de reforma (658) desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/200 hasta 2007. “Ese estudio inicial nos permitió identificar que el maltrato familiar hacia los padres había experimentado un aumento espectacular en los últimos años”, explica Mª Carmen Cano, profesora del Departamento de Psicología de la UJA y miembro de este grupo de investigación.

Ese avance derivó en un nuevo estudio para conocer las características de este perfil emergente con una revisión de la totalidad de expedientes hasta 2009. Para profundizar más en este tipo de menores, se centró la investigación en la identificación de las variables psicosociales de especial relevancia en este perfil a través de un estudio de campo en el que evaluaron a un total de 90 menores, 30 de ellos denunciados por violencia filioparental, 30 que habían cometido otro tipos de delitos y 30 sin conductas delictivas. Ese trabajo tuvo su repercusión en diversos artículos publicados en revistas internacionales de impacto como The European Journal of Psychology Applied to Legal Context, Deviant Behaviour o Journal of Forensic Psychiatry and Psychology.

Este trabajo previo se vio recompensado con la concesión de este proyecto de I+D+i por parte del Ministerio de Economía y Competitividad que abarcará hasta finales de 2019. Está encabezado por la profesora del Departamento de Psicología de la UJA, Mª Carmen Cano como investigadora principal y cuenta con la participación de Francisco Javier Rodríguez, profesor de la Universidad de Oviedo y Lourdes Contreras, profesora del Departamento de Psicología de la UJA, así como con la colaboración de otros investigadores de la UJA como Patricia Jiménez, Francisca Amador, Rafael Valdivia y Asunción Fernández. También colabora estrechamente con la investigación la Dirección General de Justicia Juvenil y Cooperación de la Consejería de Justicia y Gobernación de la Junta de Andalucía.

“Hasta el momento, el proyecto está articulándose en tres estudios, cada uno de los cuales cuenta con muestras distintas: adolescentes de población general, menores con delito de maltrato familiar y estudiantes universitarios, entre los que se incluye muestra de Jaén, de Oviedo y también de Chile, gracias a una colaboración con la Universidad de Concepción (Chile), lo que está dotando al estudio de proyección internacional”, señala Lourdes Contreras.

Para Mª Carmen Cano, es importante que, “en los últimos años, se ha tomado conciencia y hay un interés social y de investigación hacia la violencia filio-parental. Con nuestro trabajo, estamos conociendo, aprendiendo e identificando las herramientas que, a priori a medio plazo, servirán para formar a los profesionales en la aplicación de intervenciones específicas sobre el maltrato de menores hacia sus padres. Unos recursos que permitirán dar respuesta a una necesidad social”.