Actualizado
miércoles, 26 abril 2017
13:04
h
URGENTE

Las obras en la “Cervantes” se reanudarán “en breve”

Chamorro dice que se harán entre Mantenimiento Urbano y planes de empleo
  • “STAND BY”. Estado del exterior de la Escuela Infantil Cervantes, en una fotografía tomada en septiembre de 2016.
    “STAND BY”. Estado del exterior de la Escuela Infantil Cervantes, en una fotografía tomada en septiembre de 2016.

Debían estar finalizadas en septiembre de 2015, pero solo ahora, después de casi dos años con el perímetro del edificio “vallado”, parece que el Ayuntamiento reactivará las obras de mejora de la Escuela Infantil Cervantes. “Se hizo una modificación del presupuesto [de 2016], tenemos el dinero y, en breve, comenzarán”, aseguró a este periódico la portavoz del equipo de Gobierno local y concejal de Asuntos Sociales, Reyes Chamorro, que apuntó que se realizarán “a través de la Concejalía de Mantenimiento Urbano y también podrían participar” los beneficiarios de los “planes de empleo” que el Ayuntamiento pondrá en marcha, a partir de este mes, de forma escalonada. “Se va a quedar de dulce”, prometió la edil.

La paralización de los trabajos dejó en suspenso la intervención prevista en los tejados, “que están malillos”, señala el gerente de Ceian, Luis Cantero; la sustitución de las ventanas, “que son muy viejas”, y los saneamientos, y rematar la fachada. Como consecuencia, a pesar de que, en la primera fase, se intervino para impermeabilizar los patios interiores y drenar las aguas subterráneas que estaban afectando a la cimentación del edificio, las humedades no han desaparecido y la escuela ha sufrido hasta la presencia de roedores, como denunció el PSOE, el pasado mes de diciembre.

A la Escuela Infantil Cervantes acuden, a diario, unos 50 niños, menores de 3 años, pero en sus dos plantas tiene capacidad para 107. El gerente de la cooperativa admite que la oferta en lo que a la existencia de guarderías se refiere es “abundante” y no obvia el pronunciado descenso en la natalidad que sufre el país y al que no son ajenos ni la provincia, ni la capital. Sin embargo, entre los factores que esgrime en el descenso del número de menores inscritos está el deterioro del inmueble. “Las escuelas infantiles municipales siempre hemos tenido lleno”, subraya Cantero. Pone como ejemplo la situación de “Las Fuentezuelas”. Tiene alrededor de un centenar de plazas y no hay ni una sola libre, sostiene.

Asegura que la cooperativa ha solicitado “muchas veces” al Ayuntamiento la reanudación de las obras de mejora. “Ahora, parece ser que hay presupuesto, pero no sabemos...”, indica el gerente de Ceian, que espera que los trabajos se retomen “pronto” y que hayan concluido para cuando comience el nuevo curso. “En abril se abre la convocatoria para solicitar plazas en las guarderías. Solo el hecho de que se tenga la certeza de que las obras empiezan y van a terminar animará a la gente”.

pagos casi normalizados

Hay algo que se ha normalizado para los empleados de las escuelas infantiles municipales, y es el cobro. Aunque llegan “con un mes y medio o dos de retraso”, al menos, no son los siete que llegaron a acumular en el anterior mandato y que sacó a la plantilla a la calle en varias ocasiones. “Es una empresa de economía social y no tenemos poderío económico”, subraya Luis Cantero. La plantilla está integrada por 25 personas.