Actualizado
lunes, 21 enero 2019
21:01
h
URGENTE

Listo el juicio contra los menores de “la manada del portal”

El fiscal pide internamiento y libertad vigilada para los tres adolescentes implicados
Ver comentarios
|
12/01/2019
  • AL BANQUILLO. El juicio se celebrará en el Juzgado de Menores de Jaén en las próximas semanas.
    AL BANQUILLO. El juicio se celebrará en el Juzgado de Menores de Jaén en las próximas semanas.

La Fiscalía de Menores acaba de presentar el escrito de alegaciones contra los tres adolescentes implicados en la supuesta agresión sexual sufrida por una chica en el interior de un portal del Paseo de la Estación. En concreto, el Ministerio Público reclama una medida de cinco años de internamiento en régimen cerrado y dos años más de libertad vigilada para dos de los procesados, y dos años y medio de internamiento y otros dos de libertad vigilada para el tercero. Hay que recordar que en los hechos, presuntamente, también participaron otros dos jóvenes, aunque ya eran mayores de edad, por lo que serán juzgados en la Audiencia Provincial. Ambos están en prisión preventiva desde que se produjo la supuesta agresión sexual, hace más de diez meses. A todos se les conoce con el sobrenombre de “la manada del portal”.

Los hechos ocurrieron el pasado 2 de marzo, cuando cinco jóvenes, presuntamente, abordaron a una adolescente, de tan solo 16 años, la introdujeron por la fuerza en un portal del Paseo de la Estación y la agredieron sexualmente. Ella se resistió con fiereza y sus gritos alertaron a los vecinos del bloque. Eso hizo que los autores del ataque huyeran a la carrera. En los días posteriores, la Policía Nacional los fue deteniendo. El primero en caer fue Gabriel José C. M., de 22 años y con antecedentes penales por hechos similares. Está en prisión preventiva. También está encarcelado Miguel Ángel M. R., de 18 años recién cumplidos. Ambos fueron identificados por la víctima sin ningún género de duda.

También reconoció, posteriormente, a dos menores, de 16 y 17 años, respectivamente. Son primos hermanos entre sí y familiares de Gabriel José. Ambos fueron internados en un centro especializado, donde permanecieron los nueve meses que permite la ley. Cuando se cumplió el máximo plazo legal, a principios del pasado mes de diciembre, el Juzgado de Menores no tuvo más remedio que dejarlos en libertad vigilada. Salieron del centro en el que se encontrabaN internos. Como medida alternativa, la magistrada decidió llevarlos a sendos pisos tutelados ubicados en Córdoba y en la capital jiennense, tal y como confirman fuentes judiciales cercanas al caso.

El quinto implicado, un adolescente de tan solo 15 años, también fue detenido. Fue el único que, entonces, quedó en libertad vigilada. La juez le impuso una única obligación: acudir a un centro de día. Sin embargo, incumplió esta medida de forma sistemática. Fue advertido y, a finales de junio pasado, volvió a hacer caso omiso. Así que la magistrada lo citó en el Juzgado a primeros de julio. El chico llegó a acudir. Sin embargo, al saber que iba a ser internado salió, literalmente, corriendo de la sala de vistas. Desde entonces está en paradero desconocido, a pesar de que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad llevan casi medio año buscándolo.

Esta misma semana, la Fiscalía de Menores acaba de presentar su escrito de alegaciones, en el que se exponen las medidas correctoras que plantea el Ministerio Público para los tres implicados que tenían menos de 18 años cuando ocurrieron los hechos. En la práctica, supone que el juicio se celebrará en las próximas semanas. La fecha más probable es el 17 y 18 de febrero, aunque es una cuestión que está todavía por cerrar con las diferentes partes personadas en el procedimiento.

coartadas. La defensa de los dos adolescentes para los que la Fiscalía pide las medidas más severas tratará de demostrar que no estuvieron en ese portal del Paseo de la Estación en la tarde del 2 de marzo de 2018. Uno de ellos asegura que se encontraba en un gimnasio de Bujalance. De hecho, aportó a la causa una fotografía realizada con su teléfono móvil y cuya “huella digital” indica que fue tomada el mismo día de los hechos en la localidad cordobesa. En su contra juega el hecho de que la víctima lo reconoció sin ningún género de duda como uno de los cinco asaltantes. Lo que ocurre es que ese menor tiene un hermano gemelo que no ha sido llamado a declarar ni por la Policía ni por la Fiscalía. La coartada del segundo es más débil: en su día, aseguró que estuvo en un pub del Polígono de Los Olivares. Sin embargo, no ha podido acreditarlo fehacientemente. La denunciante también lo identificó, aunque no completamente, sino con un porcentaje del 80 por ciento, según las fuentes consultadas.

El sumario contra los dos mayores de edad ya ha llegado a la Audiencia

A finales del año pasado, la Audiencia de Jaén recibió el sumario abierto contra Miguel Ángel M. R. y Gabriel José C. M., los dos mayores de edad detenidos y encarcelados por la agresión sexual del portal. Será la Sección Tercera la que los juzgue en los próximos meses. La instrucción se dio por terminada hace aproximadamente un mes y medio. Fue, entonces, cuando los dos procesados fueron llamados por la magistrada Carmen Ballesteros, que dirige la investigación. En el último trámite antes del juicio, su señoría les comunicó los cargos que pesan sobre ellos. En esa comparecencia, tanto Miguel Ángel M. R. como Gabriel José C. M. volvieron a negar cualquier implicación con los hechos. El primero dijo que no se movió de su casa en toda la tarde. El segundo aseguró que estuvo en el domicilio de uno de sus hermanos. Tras ser interrogados, ambos volvieron a prisión preventiva. La Fiscalía está preparando el escrito de acusación provisional. Las fuentes consultadas explican que serán acusados de un delito de agresión sexual y otro de lesiones, ya que la víctima sufrió heridas por las que precisó asistencia médica. En este caso, el procedimiento está siendo más lento que en la jurisdicción de Menores. Se espera que el juicio se celebre dentro de tres o cuatro meses. Las defensas también niegan la implicación y pedirán la absolución.