Actualizado
sábado, 21 abril 2018
17:09
h
URGENTE

Los días de agua se van y suben las temperaturas

El sol y el buen tiempo cobran protagonismo a partir del martes
|
14/01/2018
  • PROTEGIDOS. Jiennenses se guarecen bajo sus paraguas mientras recorren el Paseo de la Estación de la ciudad.
    PROTEGIDOS. Jiennenses se guarecen bajo sus paraguas mientras recorren el Paseo de la Estación de la ciudad.

Terminan las inquietudes y las miradas arriba, a ver “si cae o no cae”. La semana que entra regresarán los cielos claros, pero antes quedan los últimos chubascos en la provincia. Según la Agencia Estatal de Meteorología, después de una madrugada de lluvias intermitentes, la mañana despierta con nubes que van y vienen y descargan con menor intensidad. En la capital, a lo largo del día, es posible que se vislumbre algún chubasco, pero puntual y sin representar ningún cambio importante para los jiennenses.

La provincia, que hace una semana mostraba paisajes típicamente navideños, con campos cubiertos de nieve y olivos ocultos bajo un manto blanco, retornan a su imagen habitual. La preocupación al volante por riesgo de hielo o montoneras de nieve que impidieran el paso perdió relevancia según avanzaban los días y, a partir mañana, la alarma disminuirá. De hecho, la cota se situará entre los ochocientos y los mil metros de altura. La alerta amarilla queda atrás y la imagen blanquecina se estancará en los puntos más altos de la provincia y, en principio, no se verá la estampa de fondo blanco en la tierra del olivar, al menos por el momento.

Sin embargo, persisten las brumas y los bancos de niebla matinales, que en alguna ocasión se ven acompañadas de precipitaciones ocasionales que remiten a última hora de la tarde. Por otra parte, los vientos son de componente oeste, que varían según avanza el día y terminan flojos al anochecer.

Las temperaturas en el Santo Reino apenas sufren cambios. Andújar y la capital mantienen su máxima de 11 grados, mientras que municipios como Linares y Alcalá la Real descienden de 10 a 9, un grado. Las mínimas tampoco muestran gran diferencia, pero, a lo largo de la semana, los termómetros reflejarán numerosos cambios. Mañana, la mínima en la capital será de 1 grado, mientras que el martes subirá a 4. El ascenso continuará durante los siguientes días, tanto de las mínimas como las máximas. De esta forma, para mediados de semana la Agencia Estatal de Meteorología prevé una temperatura que rozará los 17 grados, acompañado de días soleados que permanecerán sobre la cabeza de los jiennenses hasta concluir la semana. En consecuencia, la cota de nieve volverá a subir y alcanzará casi los 2.000 metros para el viernes.

Incluso en municipios como Cazorla —a 823 metros de altitud— la variación de temperaturas será similar. Mañana, la mínima estará dos grados por debajo y tanto el martes como el miércoles el mercurio subirá de manera paulatina hasta alcanzar la máxima de 16 grados el jueves. Alcalá la Real —a 1.029 metros— también amanece con bajas temperaturas, que incluyen posibilidad de nieve escasa a razón de débiles chubascos. Pero, desde mañana, el sol alejará el frío invernal, por ahora.

La lluvia apenas mejora el nivel de los embalses
idcon=13124719;order=9

El nivel de los embalses jiennenses continúa sin ser del todo “satisfactorio”. A pesar de las lluvias y el agua que los pantanos del mar de olivos recibieron a lo largo de estos días, los cambios fueron “imperceptibles”. Según el último informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el embalse del Quiebrajano, por ejemplo, registra un nivel de 21,96 por ciento, cuando hace una semana el dato era de 21,68, es decir, ha sufrido un aumento de apenas 0,30 por ciento. Asimismo el pantano del Tranco de Beas se encuentra a poco más del 31 por ciento de su capacidad, cuando hace unos meses, en concreto el verano pasado, era de 51,61. Los embalses que mejor se encuentran son Aguascebas y el Encinarejo, al 54,96 y al 66,87 por ciento, respectivamente. El de Siles, al 16,14, es el más bajo.