Actualizado
lunes, 21 enero 2019
21:01
h
URGENTE

Los jiennenses se suman a la “moda verde”

El consumo de energía sostenible aumenta, pese a las limitaciones técnicas
Ver comentarios
|
10/01/2019
  • SOSTENIBILIDAD. Aerogeneradores instalados en la Sierra Sur para generar energía sostenible en la provincia.
    SOSTENIBILIDAD. Aerogeneradores instalados en la Sierra Sur para generar energía sostenible en la provincia.

Consumir energía limpia está de moda. De hecho, todas las encuestas dejan claro que los ciudadanos prefieren antes “engancharse” a fuentes renovables. Otra cosa son las opciones que tienen. De hecho, buena parte de los jiennenses han adoptado por prácticas mucho más ecológicas, como sustitución de las luces de casa o sistemas de aislamiento que las convierten en más eficientes, pero llega un momento que poco más pueden hacer por la sostenibilidad. A esto hay que añadir que la provincia no obtiene un mayor desarrollo en plantas de energía renovable, pese al enorme potencial que tiene en biomasa, porque carece de redes de evacuación. La energía que se produce no se puede guardar “en una caja”, sino que inmediatamente se tiene que poner en la red, pero aquí buena parte del territorio está huérfano en cableados que sirvan para introducir carga de energía sostenible. Sin embargo, pese a estas carencias, los Datos Energéticos de Andalucía, que publica la Agencia Andaluza de la Energía, afirman que Jaén utiliza más energía renovable. De hecho, su consumo ha crecido un 2,7%.

La demanda de energía final se ha incrementado en todas las provincias andaluzas. En porcentaje, el mayor crecimiento se registra en la provincia de Cádiz, con un 11,4% (254,8 ktep), donde hay que señalar que el consumo de productos petrolíferos ha aumentado de manera significativa, un 20,3% (254,2 ktep). Le sigue Huelva con el 8,8% (126,4 ktep), provincia que, como característica principal, es la única que consume gas natural para uso no energético (para la fabricación de productos), con 295,5 ktep. En Granada, la demanda de energía final se ha incrementado un 7,4% (85,8 ktep), y la fuente cuyo consumo ha aumentado más es el gas natural, con un 35,9% (31,7 ktep). En Almería esta subida ha sido del 4,0% (39,0 ktep), en Málaga del 3,6% (73,1 ktep), Jaén un 2,7% (30,1 ktep) y Sevilla, el 2,1% (48,6 ktep). Córdoba ha sido la provincia donde menos ha subido la demanda de energía final, un 1,4% (14,5 ktep). La distribución por sectores muestra que el consumo de energía del transporte crece un 8,4% (385,7 ktep) y se sitúa en 4.986 ktep, lo que representa el 38,4% de consumo total en Andalucía. Los derivados del petróleo siguen siendo los combustibles más usados, destacando el crecimiento de los biocarburantes un 18,9% (34,3 ktep), seguidos del gas natural (8,9% y 0,5 ktep) y la energía eléctrica (8,5% y 1,5 ktep).

El sector industrial incrementa su consumo un 2,9% (107 ktep más que en 2016), englobando el 29,6% de toda la energía final de la región, 3.843 ktep. Crece el consumo de productos de petróleo un 4,6% (57,4 ktep), de energía eléctrica un 4,9% (31,7 ktep) y de gas natural un dos por ciento (29,7 ktep). El consumo de energía renovable desciende un 3,1% (11,9 ktep). El consumo del conjunto de los sectores residencial, servicios y primario crece en los tres ámbitos.