Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
18:42
h
URGENTE

Los “pasajes del terror” del Parque Andrés de Vandelvira

Vecinos denuncian la falta de iluminación y seguridad en este pulmón de la ciudad
Ver comentarios
|
14/09/2018
  • A OSCURAS. La oscuridad apenas permite ver la silueta de una mujer que camina por el Parque Andrés de Vandelvira.
    A OSCURAS. La oscuridad apenas permite ver la silueta de una mujer que camina por el Parque Andrés de Vandelvira.

Los problemas suman y siguen en las zonas verdes del Bulevar, las principales de la capital, así lo denuncia la Asociación de Vecinos Bulevar Noreste, una de las dos que existe en este barrio de la capital, integrada en la Federación Objetivos Comunes. El colectivo, asegura que hay vecinos que hablan de que las rondas que rodean el Parque Andrés de Vandelvira son “pasajes del terror”. “Con todo a oscuras, te da miedo atravesar de un lado para el otro”, dicen. Además, y no es la primera vez, sostienen que este espacio es “un lugar de reunión de personas consumidoras de estupefacientes”. “Ya no puedes estar tranquila en el parque con los chiquillos, de fuente para arriba hay un olor insoportable. Queremos que vuelva a ser un lugar saludable y para estar con los niños y poder hacer deporte sin tener ese olor”, lamenta una usuaria.

El pasado mes de agosto, el otro colectivo vecinal de esta parte de la ciudad, la Asociación de Vecinos Expansión Norte Bulevar, que forma parte de la Federación Ciudadanos por Jaén y es el que tiene más socios, también se pronunciaba en unos términos similares. Directamente, solicitaban el equipo de Gobierno municipal que se recuperara el servicio de vigilancia que, curiosamente, sí está disponible en el Parque Juan Pablo II, que antes no lo tenía. Todo cambió desde que se abrió al público el bar, al sacarlo a concurso la Administración local y adjudicárselo un empresario que optó por contratar a personal de seguridad. Los siete profesionales que se ocupaban de estas tareas en el Parque del Bulevar se quedaron en la calle a finales de marzo. A pesar de que hubo ciudadanos que reclamaron que no se les despidiera, los cambios en la adjudicación del servicio de limpieza y mantenimiento de jardines lo dejaron en la calle. Anteriormente, FCC, en el marco de su relación contractual con el Ayuntamiento, asumía también la vigilancia de los parques, a través de una subcontrata, pero, al renovarse la relación entre ambas partes, este servicio se quedó fuera. Posteriormente, la seguridad en los parques de la capital salió a concurso, pero quedó desierto y, por el momento, no hay planes de volver a licitar esta actividad. Una de las claves de que no hubiera interés por pujar por este contrato, tal y como denunciaron sindicatos como USO, es que las condiciones no eran atractivas para las empresas. Se buscaba alguien interesado en trabajar para la Administración local durante 76 días y por 39.798,29 euros pero, eso sí, para hacerse cargo del control de la Ciudad de los Niños; La Granja; el Morales Robles; el Jardín Botánico; Juan Pablo II; el Seminario; la Alameda; La Concordia; el Cerro de las Canteras; Andrés de Vandelvira y El Neveral. Por su parte, la Policía Local explicó que puede destinar a personal de paisano a la zona, pero, a tenor de las quejas que se repiten, no es suficiente. En mayo, el pleno de la Corporación debatió una moción, presentada por el concejal no adscrito Víctor Santiago, que reclamaba una mayor seguridad en los espacios verdes de la capital. El PSOE se mostró a favor de esta demanda, al igual que Jaén en Común.