Actualizado
lunes, 21 agosto 2017
22:21
h
URGENTE

Maristas graba su lema en piedra

La comunidad educativa inaugura un monolito en el que apela a la educación desde el amor
Ver comentarios
|
19/04/2017

Solo educa quien ama. Es el lema de Maristas, que quedó esculpido en una roca que se descubrió en la Plaza San Marcelino Champagnat de Jaén, que toma el nombre del fundador de la gran obra educativa que llegó a Jaén en 1930 y se quedó hasta 1936 para volver en 1952 y continuar formando a generaciones de jiennenses. El Colegio Santa María de la Capilla conmemora el décimo octavo aniversario de la canonización de San Marcelino de Champagnat y los doscientos años de su labor educativa. Además, tiene un eslogan —se veía en las camisetas de los pequeños— que dice: “Maristas 2017, un nuevo comienzo”.

La concejal Isabel Azañón destacó en su discurso su labor para construir las bases de la ciudadanía y la formación de miles de jiennenses. Además, tuvo palabras de ánimo para Antonio García, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos. El director del colegio, Juan Antonio Guerrero, basó su discurso en la importancia de acudir a la fuente llena de valores para renacer de nuevo, mientras que el vicepresidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, Juan Vaca, hizo un repaso por la vinculación de la ciudad con Maristas. Recordó que, en 1995, el pleno decidió la creación de una plaza que daba nombre a San Champagnat y que, el 22 de diciembre de 1996, se colocó un monumento en bronce de Juan Delgado para recordar al fundador y ensalzar sus valores, que se basan en la humildad, la sencillez y la modestia. El alcalde, Javier Márquez, destacó el trabajo de la comunidad educativa y los valores que inculca Maristas. “El lema: Solo educa quien ama” no es para dejarlo ahí escrito, sino para practicarlo todos los días”, dijo Javier Márquez. Fue a las ocho menos veinticinco de la tarde cuando se descubrió el monolito elaborado por José Llavero.

Niños de Infantil de Maristas se encargaron de ensalzar algunas de las frases más significativas de la comunidad antes de que otros de Secundaria interpretaran la obra “Confiad y recurrid”. La Banda de Música de Jaén interpretó los himnos que cerraron el acto.