Actualizado
martes, 27 junio 2017
12:05
h
URGENTE

“No me acuerdo, pero no hice daño a nadie”

El Ministerio Fiscal pide cuatro años y diez meses para el acusado de incendiar un portal con un ciclomotor
Ver comentarios
|
19/04/2017
  • EL CICLOMOTOR. Aspecto del vehículo calcinado tras sacarlo del portal.
    EL CICLOMOTOR. Aspecto del vehículo calcinado tras sacarlo del portal.

Si resulta condenado, no quiere ir a un centro penitenciario psiquiátrico. Su deseo es cumplir la pena en la cárcel. No obstante, el vecino de Alcalá la Real acusado de incendiar un portal de viviendas rechazó todos los cargos. A. G. H. afirma que no recuerda nada de lo que ocurrió la madrugada del 9 de febrero de 2016. “No me acuerdo de nada, pero yo no le he hecho daño en la vida a nadie”, dijo el acusado ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén encargado de juzgar este caso que ya ha quedado visto para sentencia, en unas declaraciones que recoge Europa Press.

A.G.H., que sufre esquizofrenia paranoide crónica, declaró que de lo único que tiene conciencia es de haber despertado en unidad psiquiátrica del Hospital Neurotratumatológico y de haber estado aquella noche en el portal que se vio afectado por el incendio de un ciclomotor y de un cochecito de bebé, lo que obligó a desalojar el bloque. Varios testigos confirmaron que el mismo acusado reconoció esa noche haber incendiado el portal y hasta señaló que había hecho “un buen trabajo” con el incendio. Otro vecino dijo que, aunque no lo vio, sí que lo escuchó decir a gritos esa noche que “todos iban a salir ardiendo”.

La Fiscalía mantuvo hasta el final su petición de cuatro años y diez meses de prisión por un delito de incendio con peligro para la vida e integridad física de las personas. Los hechos se sitúan en la madrugada del 9 de febrero de 2016, cuando el acusado, desde la calle, según el fiscal, “estuvo piropeando” a la novia de un vecino cuando ambos se encontraban asomados al balcón. Como le respondieron pidiéndole que se marchara y les dejara tranquilos, el acusado optó por abandonar el lugar no sin antes advertir al vecino que volvería. Y eso, según Fiscalía, es lo que hizo. Sobre las 3:30 horas regresó hasta el inmueble y ya en su interior colocó un carrito de bebé en la puerta del vecino y le prendió fuego. A continuación introdujo en el portal un ciclomotor y también le prendió fuego.