Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
14:11
h
URGENTE

Tráfico liquida los polémicos tornos de Autobuses Castillo

El Ayuntamiento concede de plazo hasta diciembre para eliminar este sistema
Ver comentarios
|
14/11/2017

La carta en la que la Dirección General de Tráfico responde al requerimiento de Jaén en Común sobre el uso de los tornos en los autobuses urbanos deja pocas dudas. “Efectivamente, y a la vista de toda la documentación aportada por usted (se refiere al portavoz de JeC, Manuel Montejo), los vehículos del Servicio de Transporte Urbano de Jaén están circulando incumpliendo las condiciones técnicas reglamentariamente establecidas”, reza el escrito, que es más claro todavía: “Constituyendo la permanencia de los tornos de control de acceso, infracción administrativa grave”. Tanto es así que el expediente abierto por la DGT, a raíz de la denuncia contra Autobuses Castillo, concesionaria del servicio, obra ya en poder de la Policía Local, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, la Fiscalía, por si el Ministerio Público observa la comisión de algún tipo de delito, y a la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transporte del Ayuntamiento. En el documento oficial, firmado por el jefe provincial de Tráfico, Juan Diego Ramírez, con fecha de salida del 8 de noviembre, se recomienda a la Administración local buscar una solución lo antes posible.

Los papeles que hizo llegar JeC a Tráfico son un informe de Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa), empresa encargada de las inspecciones técnicas de vehículos en la comunidad, que ya confirmaba que los tornos ni son legales ni cómodos y seguros para los viajeros, ya que limitan la accesibilidad. En esta documentación, Veiasa explicaba que la empresa Castillo ya tenía conocimiento de ello, puesto que el 1 de enero de 2017, uno de sus autobuses no pudo pasar la revisión técnica por tener montado este sistema de control de acceso. Ello dio pie, como aseguró JeC, a que se retiraran los tornos para otras inspecciones para, después, volverlos a montar. JeC comenzó a airear esta irregularidad antes de la Feria de San Lucas, cuando exigió al Ayuntamiento una respuesta inmediata, que no obtuvo tan rápido, aunque, el 25 de octubre, en Comisión Extraordinaria de Transparencia y Control de Concesionarias, el Gobierno local ya abrió la puerta la eliminación de este sistema que, por otra parte, es casi exclusivo de la capital jiennense. Al entrar en escena Tráfico, al que acudió JeC el 27 de octubre, todo se precipita y, en un comunicado, la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes aseguró, ayer mismo, haber dado orden a la adjudicataria del transporte urbano para que, antes del 1 de diciembre, finiquite los tornos. El responsable del área, Juan Carlos Ruiz, asegura estar sorprendido por esta normativa, un mensaje que está en consonancia con lo que ya afirmó a raíz de la información que hizo pública JeC, y también aprovechó para criticar a la Junta de Andalucía. Y es que considera que, como responsable de la red de estaciones de la Inspección Técnica de Vehículos, el Gobierno andaluz debería haber comunicado esta irregularidad con anterioridad a la Administración local. “Si hubiéramos tenido conocimiento de esta situación, se hubiesen tomado las medidas oportunas con antelación”, dijo. El responsable municipal recuerda que, en octubre del año pasado, ya se le requirió a Autobuses Castillo para que sustituyera los tornos para implantar un sistema más moderno, lo que no atendió. La empresa llegó a asegurar que los tornos impedían que algunos conductores robaran a la compañía, unas acusaciones que fueron muy criticadas por todos los partidos de la Corporación Municipal y por UGT. Precisamente, hoy, se presentará una moción de los grupos de la oposición a favor de la plantilla, para su debate en el pleno. Este periódico, trató, sin éxito, conocer la postura de Autobuses Castillo.

“No hay que esperar a diciembre para la retirada”

El portavoz de Jaén en Común, Manuel Montejo, considera “desvergonzado” que el Ayuntamiento trate de hacer entender que es el que ordena la retirada de los tornos, cuando tiene conocimiento de esta ilegalidad, al menos, desde que su grupo le hizo llegar la documentación de la Inspección Técnica de Vehículos. “La Policía Local, la Guardia Civil o cualquier usuario pueden denunciar hoy mismo (por ayer) el uso de este sistema, no hay que esperar nada para retirarlos, tiene que ser inmediato”, sostiene el representante de JeC que deja claro que la Administración local tiene pleno derecho y la obligación de depurar responsabilidades a raíz de lo ocurrido y, si es preciso, secuestrar la concesión del servicio.

“Es solo la punta del iceberg de la connivencia”

La concejal socialista Matilde Cruz, que fue denunciada por Castillo por causar daños a la imagen de esta empresa, considera que lo ocurrido con los tornos es solo, en sus palabras, “la punta del iceberg de la connivencia de la empresa con el PP”. “Autobuses Castillo hace y el Ayuntamiento mira para otro lado”, argumenta la edil de la oposición que recuerda que son numerosos lo incumplimientos de la compañía, sin que el Ayuntamiento haga nada por fiscalizar su labor. Hace alusión a las quejas por exceso de pasajeros o por no usar el aire acondicionado en verano. Lo ocurrido, deja claro, servirá para reclamar al Gobierno local que se controle la labor de esta adjudicataria de un servicio público.