Actualizado
viernes, 28 abril 2017
22:39
h
URGENTE

Una asamblea “movida” que trata el futuro de El Neveral

La “marea del cucharón” denuncia “coacciones” por parte de la dirección
Ver comentarios
|
16/03/2017
  • SANIDAD. Participantes en la asamblea organizada por la “marea del cucharón” celebrada a las puertas del hospital.
    SANIDAD. Participantes en la asamblea organizada por la “marea del cucharón” celebrada a las puertas del hospital.

Una asamblea “movida”, la organizada por la Plataforma por la Sanidad Pública de Jaén, conocida como “marea del cucharón”, con el fin de tratar el futuro de El Neveral. “Los directivos del hospital, especialmente de la dirección médica y de enfermería, ejercieron manifiestas presiones para que los trabajadores no asistieran bajo el argumento de que supondría un abandono del puesto de trabajo. Una actitud que vulnera los derechos de los trabajadores”, manifestó el portavoz, Andrés Gómez. De esta forma, aunque en un principio estaba prevista en el salón de actos, se celebró a las puertas del hospital.

El colectivo aseguró que la intención última de la Consejería de Salud es la de cerrar El Neveral, y en este sentido recordó que el gerente del Complejo Hospitalario, José Luis Salcedo, acomete, de forma progresiva, el desmantelamiento del centro, que en la actualidad funciona a un 20%. “Es clamor, entre médicos y enfermeros, que las camas triples son una lacra que tenemos que solucionar con urgencia, al igual que la gestión de recursos para adecuar las ofertas de servicios sanitarios a las necesidades reales de la población por encima de las rentabilidades políticas y económicas”, afirmó. En esta línea, apuntó que, en el año 2050, un 35% de la población andaluza tendrá más de 65 años y un 15% superará los 80: “Este es el panorama que debemos tener en cuenta y hacer las previsiones de adecuación de nuestro sistema sanitario”.

En este punto juega un papel fundamental El Neveral, según la “marea del cucharón”: “El desmantelamiento progresivo del hospital y su previsible cierre supondrá la pérdida de una gran oportunidad de optimizar un fantástico recurso del que ya disponemos. Las dos plantas cerradas se podrían convertir en una Unidad de Cuidados Enfermeros y descargar el colapso asistencial del Hospital Médico Quirúrgico, con sus vergonzosas tres camas por habitación. Y, de paso, un sustancial ahorro de más de 7 millones de euros al año —puesto que en esa unidad se podrían tratar a los pacientes que están en una fase ‘subaguda’ en vez de en una de agudos, lo que supone un ahorro por paciente y día de 400 euros—, amén de la creación de 64 puestos de trabajo de calidad”.

Así, consideran que una “limpia y honesta” perspectiva de futuro ahorraría la construcción de otro hospital, “ya que para entonces, cuando el problema acucie, El Neveral estará abandonado, derruido o privatizado”.