Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
12:03
h
URGENTE

“Me parece un lujo emplear mi tiempo en algo que me apasiona”

Ángeles Agrela - Artista ubetense
Ver comentarios
  • MUESTRA. Ángeles Agrela posa junto con una de las obras que conforman la exposición.
    MUESTRA. Ángeles Agrela posa junto con una de las obras que conforman la exposición.
La sala de exposiciones de la Antigua Escuela de Magisterio alberga hasta el próximo 13 de julio la exposición “De frente”, en la que reúne obras en papel que ha realizado durante los últimos 14 años. Considera un orgullo hacer esta exposición en su tierra y que la UJA la contemple dentro de los actos por el 25 aniversario de su creación

la escuela de magisterio acoge su exposición “de frente”, ¿qué podrán ver las personas que se visiten las instalaciones?

—La muestra reúne obras en papel que he realizado en los últimos casi 14 años, aunque no hay mucha cantidad, porque he seleccionado de cada serie algunas que estaban en el estudio y las que más me interesaban. Soy una artista multidisciplinar puesto que trabajo la fotografía, el vídeo, la escultura y el dibujo. Pero en este caso me he centrado en el papel porque es lo que más he desarrollado en la última década. En total, se tratan de unos 19 dibujos de 2 por 1,50 metros, que conforman cuatro series diferentes, de tal forma que una lleva a la otra y se produce como un diálogo continuo.

el título de la exposición es “de frente”, ¿por qué ha elegido esa denominación?

—La verdad es que resulta muy complicado poner título a una exposición que reúne obras realizadas a lo largo de 14 años, pero la elección hace alusión a varias cuestiones, como el hecho de mostrarse de cara, enseñar el trabajo personal al espectador y no dejar nada de mí oculto. También hace referencia al autorretrato, puesto que la mayoría de mis dibujos lo son, y hablan sobre el papel del artista en la sociedad en la que estamos. Y, por último, se asocia a cómo se muestran mis retratos, mirando al espectador cara a cara. Ya digo que lo de buscar título era complicado, pero entiendo que ese es el que más resumía mi idea.

¿Es la primera vez que colabora con la universidad?¿qué supone para usted exponer en el 25 aniversario de su creación?

—Ya había trabajado previamente con la institución académica, hace unos siete años en una exposición colectiva y hace 3 o 4 junto con otros artistas. La verdad es que me supone un auténtico orgullo hacer esta exposición en la tierra, puesto que yo soy de Úbeda, y poder mostrar así este trabajo a amigos, compañeros y maestros. Es todo un lujo que apoyen el trabajo de los artistas, puesto que la cultura es un bien muy frágil y apoyar la creatividad en estos momentos es de suma importancia para el desarrollo de un país. Además, se ha editado un catálogo precioso, por lo que estoy muy contenta de que la muestre llegue de manos de la Universidad de Jaén y que lo haya hecho coincidir con su 25 aniversario.

¿cuáles son las temáticas sobre las que, por lo general, versan sus obras?

—Esta exposición me ha servido para revisar los trabajos que he realizado a lo largo de mis más de 25 años de carrera. Cuando realizas una selección de obras, te das cuenta de que siempre te ha guiado un hilo conductor y hay una serie de ideas que están presentes desde el principio, aunque no las hayas buscado. El concepto y el discurso se genera desde que te pones a trabajar. El cuerpo, la identidad, el deseo de mostrarte pero a la vez camuflarte, el retrato, el tejido, la moda, el mundo del cómic, el cabello por sus connotaciones culturales tan importantes son algunas de las cuestiones presentes en ellas. Y en el fondo de todas estas ideas, desde el principio siempre he hablado del hecho de ser artista y, en las últimas series, del papel de la mujer en el arte y sobre cómo se ha representado a lo largo de la historia de este bello oficio.

aparte de esta exposición con la uja, ¿qué proyectos tiene en cartera para los próximos meses?

—Tengo muchas cosas, entre ellas una exposición fuerte prevista para finales de 2019 en Madrid, y otra muestra individual en la galería Yusto/Giner, de Marbella, con la que llevo trabajando ya varios años. A ellas se suman varias muestras colectivas en las que participo ahora, en el Museo de Vitoria o el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Granada.

cuenta con una amplia trayectoria internacional, ¿le ha resultado complicado abrirse hueco?

—Siempre he tenido suerte y mi trabajo lo he enseñado y ha tenido bastante visibilidad, pese a que la situación está difícil, como ocurre en todas las profesiones. Si te refieres a tener más problemas por el hecho de ser mujer, bueno, las cifras están ahí, y el trabajo de las mujeres no se ve lo que debería, así que, ya que somos el cincuenta por ciento de la población, tenemos que intentar ser más visibles.

¿de dónde le viene el gusto por el arte?

—Mi familia es una apasionada y, de hecho, cuando estaba en el colegio no íbamos de vacaciones a la playa, sino que viajábamos a Italia, París... Fui con mis padres a la Feria Internacional de Arte Contemporáneo mucho antes de estudiar Bellas Artes, así que yo creo que mi pasión entró por ahí. Y luego hay tantas cosas que influyen, porque aunque pase tantas horas en el estudio dibujando es algo que me parece un lujo, el de pasar mi tiempo en algo que me gusta, se venda o se vea más o menos.

y con respecto al papel de la educación en el arte, ¿cómo ve la situación en la actualidad?

—Yo no me dedico a la docencia, pero entiendo que desde ahí tendría que trabajarse el tema un poco más, y de hecho tengo compañeras que son profesoras de colegios y sé que lo están haciendo. No todo el mundo tiene la sensibilidad y la pasión, pero si en la educación se trata más sobre el arte eso va influyendo.