Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE

“La prensa aún se vende bien en Jaén”

Antonio Aguayo
Ver comentarios
|
06/12/2018
El vendedor repartió el año pasado 250.000 euros en dos décimos del segundo premio de la Lotería de Navidad y, en total, a lo largo del año ha entregado más de 7.000 euros. Afirma que las ventas se han triplicado desde entonces, pese a las reticencias con la máquina. Aun así, continúa con la principal actividad, que es la venta de prensa y revistas

—El año pasado vendió dos décimos del segundo premio de la Lotería de Navidad, ¿se han animado las compras para este?

—Se ha notado bastante, y de hecho podría decir que casi se ha triplicado. Pero todavía hay muchas personas a las que no les gusta coger el décimo en la máquina. En la Navidad pasada resultaron premiados los dos décimos del 51.244, con los que entregamos 250.000 euros a una persona que no era cliente habitual, pero que ya viene a menudo, y aparte hemos dado más de 7.000 euros en premios a lo largo del año. Y es que con este sistema el cliente puede elegir el número que quiere y se lo busca entre todas las administraciones que se encuentran en el país.

—¿Es más habitual que la gente busque un número en concreto o que confíe su suerte a la máquina?

—Tenemos de todo. Hay gente que busca un número específico, porque si a lo mejor lo juega alguna asociación, se ahorra los dos o tres euros de sobrecoste. Pero también hay mucha gente que deja su suerte a expensas de la decisión de la máquina. Además, esta estaba en los Jardinillos, donde repartió mucha suerte, y ahora sigue en racha.

—Con respecto al resto del año, ¿continúa la misma dinámica?

—Para los sorteos de los jueves y los sábados la gente no mira como en el caso de la Lotería de Navidad que el número sea bonito. Se deja llevar más.

—¿Cómo se siente cuando entrega un premio?

—Yo lo que quiero es que toque, así que cuando ocurre lo que te entra es una gran satisfacción.

—¿Cómo se decidió a vender lotería en el quiosco?

—Con el objetivo de ofrecer un mayor servicio al cliente. Yo llevo con el quiosco ocho años, y desde hace dos me hice con la máquina de Loterías y Apuestas del Estado porque la gente me preguntaba mucho. Además, eso conlleva que el que viene a comprar prensa o revistas se lleve algo de lotería, o al contrario.

—En cuanto a la venta de prensa y revistas, ¿cómo ve la situación en los últimos años?

—Es verdad que ha bajado mucho, más incluso que en el caso de las revistas, sobre todo por la irrupción de internet. Pero afortunadamente en Jaén todavía se vende bien. Eso sí, sobre todo se trata de personas mayores las que vienen a por los periódicos, los que han estado acostumbrados de toda la vida a comprar la prensa.