Actualizado
jueves, 18 abril 2019
13:58
h
URGENTE

Al césar lo del césar y a Dios lo que es de Dios

El autor del texto analiza un asunto que “está en boca de todos los aficionados al fútbol: la tan cacareada jugada del delantero Vinicios Jr. en el partido Real Madrid-Real Sociedad de hace unos días, con el debate sobre si fue o no penalti”
Ver comentarios
  • VAR. Un equipo especializado observa las imágenes de un partido a través de las pantallas, antes de dar su veredicto.
    VAR. Un equipo especializado observa las imágenes de un partido a través de las pantallas, antes de dar su veredicto.

En estos tiempos convulsos, en donde la incertidumbre del Brexit inglés; la tozudez del presidente americano Trump, para levantar el muro en la frontera mejicana, congelando sueldos a miles de funcionarios; la inseguridad por parte del gobierno catalán en aprobar los presupuestos nacionales, a cambio de no se sabe qué; las interminables negociaciones en Andalucía entre PP, Ciudadanos y VOX, para gobernar una autonomía, atenazada por la falta de trabajo y una corrupción, sentada en los tribunales, esperando, los que de ella se aprovecharon, severas sentencias etcétera. Qué duda cabe de que después de exponer este sombrío panorama y plagado de incertidumbres graves, para el futuro de muchas familias, hablar de un tema que aparentemente es de menos calado, puede no ser interesante. A pesar de ello, cuando se intenta, con mayor o menor acierto, esclarecer la verdad, aún en temas no demasiado transcendentes, siempre es gratificante y algo de provecho se puede sacar. Está en boca de todos los aficionados al fútbol, la tan cacareada jugada del delantero Vinicius Jr., en el partido Real Madrid–Real Sociedad de hace unos días, debatiendo si fue o no fue penalti. Vamos a analizar el tema bajo un punto de vista objetivo, sin apasionamiento de aficionado forofo al equipo merengue.

Premisas fundamentales: El VAR está compuesto por una serie de árbitros en habitación cerrada, con pantallas disponibles, que pueden retroceder la jugada cuantas veces necesiten y a bien lo tengan. Las pantallas captan las jugadas, desde ángulos distintos para que la jugada pueda ser analizada perfectamente. 2. El árbitro de campo que es el que manda y decide, pita o no pita, lo que ve, en el terreno de juego; pero ojo, no puede dirigirse al VAR, salvo que sea el VAR, quien recomiende se pare la jugada, para que el árbitro de campo la analice en pantalla. Una vez analizada, el árbitro de campo, decide lo que crea conveniente. 3. Aplicación de la jugada. Cuando Vinicius entra en el área donostiarra, el portero de la Real se lanza por el balón y según el árbitro de campo José Luis Munuera toca el balón y a continuación derriba al delantero. Según Él, manda seguir la jugada, puesto que ha tocado el balón y consiguientemente no es penalti. Al ser una jugada lapidadla afición se enoja y pita violentamente al árbitro de campo pidiendo penalti. 4. Pregunta obligada. Es la típica recomendada para que el VAR capte varias posiciones en ángulos distintos y pueda ver si el portero toca o no toca el balón. ¿Por qué el VAR no se dirige al árbitro de campo para que este analice la jugada en las pantallas que de seguro habrán captado la jugada con precisión? El Presidente de Real Madrid Florentino Pérez se dirige a Luis Rubiales, Presidente de la Federación, pidiéndole explicaciones de por qué el VAR no ha incidido en la jugada y se ha dirigido al árbitro de campo. El silencio de los árbitros del VAR, es determinantemente explícito, dado que vieron la jugada en pantallas y observaron que, el balón fue tocado por el portero y por tanto, a pesar del posterior derribo, no fue penalti. Por tanto al coincidir la decisión del árbitro de campo José Luis Munuera, con la observación de la jugada en pantallas, de los árbitros del VAR, no pararon la jugada; pues según ambas apreciaciones, campo y VAR, no había habido penalti, y la jugada siguió.

Conclusiones. Después de analizar, en mi criterio, la jugada, quiero manifestar algunas consideraciones al respecto: A. Nuestro paisano José Luis Munuera lleva como árbitro una trayectoria magnifica, demostrando profesionalidad y honradez, en donde actúa, no en vano está en la esfera europea arbitral. B. Cuando sucede la jugada antes analizada, el Real Madrid perdía 0-1, y para el árbitro hubiese sido más cómodo, pitar penalti y todos los aficionados contentos; pero Él no lo vio así y no pitó, lo que le hubiese evitado una injusta bronca. Por otra parte, a la afición no se le puede achacar más responsabilidad que la que le corresponde en una jugada rápida y aparatosa caída del delantero madridista, y máxime cuando su equipo iba perdiendo. Quiero exponer claramente, mi inclinación como aficionado proclive al Madrid desde el año 1962, en donde como estudiante de arquitectura, iba al Chamartín, hoy Santiago Bernabéu a ver al grandioso Alfredo Di Stefano y al veloz Paco Gento. Por tanto no creo ser dudoso, puesto que soy madridista hasta la medula. Y pregunto a Florentino Pérez: ¿Porque en vez de cargar las tintas sobre un joven árbitro, con lógicas y legítimas ambiciones, no se incide, sobre el medular problema que en estos momentos acucian al Real Madrid? Voy a poner un ejemplo de mi profesión: Cuando en un aparcamiento de viviendas hay que eliminar un pilar, porque estorba para la circulación de los coches, inmediatamente, hay que colocar otro u otros pilares que soporten las cargas del que hemos eliminado; pues si no lo hacemos así, el edificio se nos derrumbaría. Pues esto es lo que ha pasado en el Real Madrid, se nos ha marchado un gran pilar, Ronaldo y no lo hemos sustituido con otro u otros delanteros que, metan los goles que el metía, y ¿qué ha pasado?, pues que, irremisiblemente el equipo se ha arruinado, véanse los resultados. ¿Que hay que perfeccionar el sistema del VAR? Que se haga, si hace falta. Y para terminar quiero manifestar que, hay que “Dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”. Quiero decir que, si el VAR no funciona como debiera que se perfeccione, pero que si hay que fichar delanteros, medios o defensas, para que el Real Madrid sea lo que ha sido siempre, el mejor equipo del mundo, que no se enreden las cosas y se les eche las culpas a unos profesionales, como nuestro paisano José Luis Munuera, que están demostrando que están en donde están, por méritos propios y su buen hacer.