Actualizado
miércoles, 26 abril 2017
20:52
h
URGENTE

“Colaboramos con Andalucía”

El primer teniente de alcalde de Chefchaouen, Mosdha Abdelhamid, recibe a la expedición jiennense en el Ayuntamiento y se interesa por estrechar lazos con nuestra provincia andaluza
Ver comentarios
|
19/02/2017

El Ayuntamiento de Chefchaouen está situado en la zona más moderna de la ciudad. Es un edificio antiguo, que conserva la solería original e, incluso, el mobiliario típico marroquí. Es fácil acceder a él. La primera vez que la expedición jiennense lo intentó, sin conocer a nadie ni establecer contactos previos, no hubo problema alguno en llegar hasta la misma puerta del despacho del alcalde, Mohammed Sefiani. Allí nos recibió su secretario personal, quien amablemente tomó nota de nuestra intención de entrevistar al máximo dirigente municipal a lo largo de nuestra última jornada de estancia en tierras chaouníes. La consigna fue que, cuando lo pudiera localizar, nos llamaría por teléfono. La llamada no llegó y, ante la posibilidad de quedarnos sin entrevista, insistimos.

El segundo intento de llegar hasta el despacho ya no fue tan fácil. Antes solo nos encontramos en la puerta con un hombre mayor sentado en una silla. Después, el acceso estaba literalmente tomado por agentes policiales. Cierto es que no pusieron impedimento a nuestra intención de adentrarnos en el Ayuntamiento, aunque hubo que esperar un buen rato hasta convencerlos de que el único empeño de nuestra inesperada visita era conocer al alcalde para explicarle la conexión de Xauen, Chefchaouen o Chaouen —los tres nombres de la ciudad— con Jaén.

Finalmente, no hubo suerte. Mohammed Sefiani se encontraba de viaje en Rabat. Sin embargo, estaba dispuesto a recibirnos el primer teniente de alcalde, Mosdah Abdelhamid. Pertenece al Partido Justicia y Desarrollo (PJD) y, aunque fue complicada la traducción, entendimos que la Corporación Municipal está dirigida por veintinueve concejales. Habló de la composición de la provincia, de sus habitantes y, fundamentalmente, de sus formas y estilos de vida. “El turismo, la agricultura y la ganadería son nuestros pilares”, comentó. Especialmente se detuvo en los árboles frutales y en las cabras, productos y animales con los que es fácil toparse por las calles de Chefchaouen.

El edil confesó que desconocía la relación etimológica de Xauen con Jaén. No obstante, se mostró ilusionado con un posible proyecto de hermanamiento para acercar culturas. “Nosotros tenemos muchos proyectos con Andalucía”, apunta. Se trata de iniciativas que no son estatales, sino en cooperación con asociaciones empresariales encaminadas al desarrollo social. “Cada año ejecutamos cinco proyectos con vuestra comunidad como mínimo”, agrega. Es curioso ver, en la subida a la Ermita Española, un cartel en el que está impreso el logotipo de la Diputación Provincial de Jaén. Se trata del “Programa de promoción de la cultura de rendición de cuentas en las ciudades de la región de Tánger y Tetuán”, también conocido como la Iniciativa de Presupuestos Participativos, financiada por la Unión Europea al 80%, la Red Mediterránea de Medinas, la Diputación de Jaén y la Famsi, Fundación para el Avance de los Estudios Mesoamericanos. También, en el centro de salud más grande de Chaouen se ve la imagen corporativa de la Junta de Andalucía, con inscripciones en árabe. Es otra muestra más de los lazos de unión que existen entre Marruecos y Andalucía.

Mosdah Abdelhamid no se esconde a la hora de hablar, a las claras, de las muchas necesidades que tiene su tierra. En este sentido, explica que el Ayuntamiento tiene un presupuesto de 54 millones de euros para mejorar la ciudad, fundamentalmente, los servicios públicos de los barrios periféricos, que se encuentran en estado de abandono. El objetivo es que el proyecto esté ejecutado en un plazo de cuatro años. Los esfuerzos de las administraciones se vuelcan fundamentalmente en el turismo. Como ingeniero agrícola que es de profesión, tampoco se olvida del olivar. Y, por último, los jóvenes. “Hacemos lo posible para que todo el mundo estudie hasta los dieciséis años. Después se van a Tetuán a continuar su formación”, indica el primer teniente de alcalde. La edad del matrimonio es cada vez más alta y está prohibido casarse con menores sin autorización de un juez.