Actualizado
lunes, 21 agosto 2017
22:21
h
URGENTE

El amor por el teatro como elixir de una juventud eterna

La linarense, con una intensa carrera en teatro, cine y televisión de cerca de seis décadas, atesora una energía desbordante y una pasión contagiosa por su oficio. Es Fina en La que se avecina, tiene dos obras en gira y dos rodajes pendientes

Yo quiero estar toda mi vida ahí. Si yo fuera una señora de mi edad, que la tengo, pero jubilada, me iba allí. Es maravilloso todo lo que me pasa con Jaén”. Petra Martínez recibió la noticia de que el Jurado de los Jiennenses del Año 2016 había decidido premiarla en la categoría de Cultura muy feliz: “No me lo creía, primero pensé que era una broma y después me emocioné mucho”. Nacida en Linares, solo vivió allí tres años: “Los recuerdos que tengo no sé si los he vivido o los he hecho míos por lo que me han contado mis padres y mis hermanos mayores. Recuerdo ir al cine al aire libre, caminar por el paseo, ir a la feria”, explica. “Para mí, Jaén es mi patria chica y la venero aunque solo pasara tres años allí”.

El vínculo no se rompió después, gracias especialmente a lo mejor que se llevó la familia desde este rincón de la provincia, íntimos amigos que los recibieron en unos años muy complicados: “Mis padres llegaron en una situación difícil a Linares; los habían desterrado e iban con miedo porque siempre habían vivido en Madrid, pero después siempre han reconocido que los años que pasaron allí fueron los más felices de su vida, por la gente que conocieron, la ayuda que recibieron de un matrimonio de Linares que fueron mis padrinos, todos fueron muy solidarios”. Años después, regresaban en verano a Vadollano con esta familia y ahí sí tiene ya recuerdos propios: “Íbamos a la feria de Linares, vestidas de gitanas”.

Petra Martínez tiene una extensísima trayectoria en el mundo de la interpretación, especialmente en el teatro, pero también en cine y televisión. De hecho, en la actualidad, su popularidad ha crecido por el papel de Fina en “La que se avecina”. La suya es toda una vida dedicada en cuerpo y alma a esta profesión. Con 16 años viajó a Londres y, a su regreso, decidida a ser actriz, ingresó en el Teatro Estudio de Madrid, donde se inició con el maestro William Layton. Allí conoció a Juan Margallo, su compañero artístico y personal durante el resto de su vida. Con la censura instalada en España, recorrió buena parte de Europa y América en la década de 1970. En 1985, fundó la compañía Uroc Teatro, junto a Juan Margallo, que recibió en 2011 la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Entre algunos de los títulos más destacados de la filmografía de Petra Martínez están “La mala educación” (2004), “La noche de los girasoles” (2006) y “La soledad”.

“Jaén es mi patria chica, venero a esta tierra”
idcon=12692470;order=9

Cuando tenía apenas tres años, sus padres regresaron a Madrid. Linares, en la que nació Petra, estuvo siempre después muy presente en el recuerdo de la familia. “Todos los veranos iba a Vadollano con mis padrinos. Era como si volviera a mi pueblo”, dice la actriz. “Jaén es mi patria chica, una tierra que venero”, reconoce. Y bromea: “Si yo fuera una señora de mi edad, que la tengo, pero jubilada, me iba. Dentro de uno o dos años, me voy para allá”. Así, recibe, muy emocionada, como reconoce, el premio Jiennense del Año 2016 en Cultura.