Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
19:06
h
URGENTE

En los fogones de Liverpool

David Taranchel López tiene raíces en Guarromán y Linares, aunque, desde 2012, vive en la ciudad donde nacieron The Beatles. Formado en la escuela de hostelería de Baeza, es un prestigioso cocinero, experto en la comida india.
|
22/10/2017

David Taranchel López es, como se define él mismo, “jiennense por los cuatro costados”, su madre Catalina viene de Linares y su padre Gregorio, de Guarromán. “Un 20 de julio de 2011, harto de la frustración de no tener estabilidad laboral en España y sin poder independizarme, decido coger el toro por los cuernos y, gracias a mi gran amiga Helen Davies, que me dio el empujón necesario y me acogió en su casa, me encuentro en una calurosa mañana en el aeropuerto de Sevilla para una gran aventura, la de vivir a miles de kilómetros de casa, decidido a luchar por mi futuro”, explica. Y es que, ni su confesado pánico a volar en avión ni la barrera del lenguaje, con un nivel de Inglés muy básico, pudieron detenerle para llegar a la ciudad de The Beatles, Liverpool, en la que recuerda como una tarde lluviosa y triste. “Allí estaban Helen y sus padres para darme la bienvenida y su cariño, como hacen desde hace seis años. Se han convertido en mi familia inglesa”, recuerda con satisfacción este jiennense.

“Me chocó muchísimo lo diferente que era la vida aquí debido al clima , que marca la forma de vivir de la gente, y las muchas oportunidades da muchas oportunidades que brinda el país. Si sabes aprovecharlas y trabajas duro, te irá bien en la vida”, reflexiona. Pero, David Taranchel López tenía un problema, su dificultad con el idioma, pero deja claro: “Es increíble cómo el cerebro aprende un idioma, a base de escucharlo a diario, como los bebés. “Después de un mes en el que gasté el poco dinero que traje, decidí volver a España y pensar una nueva estrategia, con la idea de que mi primera etapa en el Reino Unido fue una primera toma de contacto. Golpes del destino: me salió un trabajo en España cuando regresé, aunque infrahumano y casi tercermundista”, recuerda. Y es que este empleo, reconoce, “casi acaba conmigo”. “Debido a una enfermedad, que estuvo a punto de costarme la vida, ingresé en el Hospital de San Agustín de Linares, el Día de Reyes de 2012, 13 días después me dieron el alta, con la recomendación de andarme con cuidado. Hice caso omiso y cogí un avión de nuevo a Liverpool, decidido a que no quería mas trabajos tercermundistas en España y con el propósito de luchar, más que nunca, por una profesión digna que, en la provincia, nunca encontraría”, sostiene. “Para irme a Madrid, Barcelona o Valencia, me voy a Liverpool, voy a estar igual de lejos de casa y con condiciones laborales peores que en UK”, recuerda que pensó en su momento.

En España, este jiennense por el mundo se dedicó a la repostería y algún trabajo en fabricas de la comarca, “cuando aún quedaban”, recuerda. “Fui pastelero en los famosos hojaldres de Bermúdez, de Guarromán, y estudié en la Escuela de hostelería de La Laguna, en Baeza, también trabajé en varios hoteles de Benidorm, de encargado del bufete. Compaginaba mi trabajo con la música, mi gran pasión, siempre estuve en la escena musical de Linares, en numerosas bandas de rock, con la batería. A Inglaterra, sin embargo, primero iba para trabajar, de lo que fuera, con humildad”, deja claro David Taranchel López.

Cuando estaba en las islas, tras acudir a su segunda oferta de trabajo, como recuerda de friegaplatos al lado de su casa, se llevó una gran sorpresa cuando, al presentar su currículum con el jefe de cocina, comenzó a llevar una sección del local. Tras cuatro años, en los que estaba al frente de los fogones prácticamente, decidió cambiar de aires y probar en un restaurante de cocina india de fusión. “He ido ascendiendo poco a poco hasta llegar a segundo jefe de cocina de Chutney Street Food”, explica muy contento.

morriña de familia

Lo que más extraña de España este linarense es su familia y sus amigos. “Cada vez que veo a mis pequeños sobrinos me dan la vida”, reconoce. También echa en falta la luz y el poder caminar con tranquilidad, pararse a saludar a la gente, como hacía cuando vivía en Linares. Como anécdota explica que, cuando llegó al Reino Unido, jamás había conocido a linarenses que residieran en Liverpool, pero todo cambió cuando conoció a un paisano, Pedro Zafra, en 2016 y a otros tres vecinos de su municipio. Llegamos a coincidir cinco linarenses, de los que solo quedamos cuatro ya”, aclara. También explica que existe una comunidad en Facebook, que se llama “Españoles en Liverpool”, que es muy útil para solucionar algún problema y conocer gente. “Vivir aquí es una experiencia increíble, que me ha hecho a ser bilingüe, conocer otro país y saber apreciar las cosas que deje en España. Lo recomiendo”, dice.

dudas con el brexit

“Todos los españoles que vivimos en UK esperamos una decisión sobre el Brexit que, sin duda, condicionará la estancia en el país. Personalmente, no creo que me afecte, al llevar ya mucho tiempo aquí, pero tengo mis dudas en cuestiones como la validez del carné de conducir español o, si lo cotizado aquí, servirá para mi jubilación en España”, reflexiona. “Siempre deseo volver a mi tierra, aunque creo que será muy difícil con la situación laboral a la que nos han llevado nuestros políticos , tanto los de Sevilla y los de Madrid. En Linares, encontrar trabajo es como que te toque la lotería y, aún así, si tienes suerte y lo encuentras, las condiciones laborales y el sueldo serán lamentables. De momento, creo que seguiré por aquí, por tierras vikingas del Mersey, con el deseo que algún día Andalucía esté al nivel inglés”, confía.

la conexión con el pasado minero linarense y la preparación española
idcon=12998397;order=15

David Taranchel López cree que una gran diferencia entre el Reino Unido y España es que en este país, a su juicio, no esperan a que vengan empresas extranjeras a montar negocios. “Dependen de sí mismos, con marcas punteras en todos los campos, para eso son los padres del capitalismo. Invierten mucho en I+D. La revolución industrial cambio el mundo y los ingleses supieron aprovecharse de ello. Me acuerdo cuando en Linares había un cónsul Ingles en la época de las minas y más tarde vino Land Rover, donde mi padre trabajo toda la vida”, recuerda, convencido de que su ciudad tiene una conexión con Inglaterra.

“Creo que hay que destacar que el trabajador español está mas cualificado el nativo. Al menos en mi campo, la hostelería, le llevamos muchísima ventaja en restauración. Creo que ellos por cultura no tienen la necesidad trabajar tan duro como nosotros y he visto a muchísima gente vaga y no preparada aquí pasar desapercibida por los encargados”, argumenta este repostero, reconvertido en un experto en la cocina hindú.

Afortunado por poder cantar el mítico himno del liverpool f. c.
idcon=12998405;order=17

Como vecino de la ciudad de Liverpool que es, este linarense tiene la oportunidad de sentarse en la grada de Anfield Road, el legendario estadio del Liverpool y compartir el famoso himno “You`ll never walk alone”.

Postres con un toque jiennense en las cocinas de un hindú
idcon=12998413;order=19

El linarense explica que el gofre de banana, con salsa tofe de coco, helado y caramelo. También es un maestro en la elaboración del pato al estilo Indio Tandoori.

una calle que está en la historia de la mejor música del planeta
idcon=12998421;order=21

Penny Lanees una calle de Liverpool, cerca del hogar donde John Lennon pasó los primeros cinco años de su vida y donde se encontraba con Paul McCartney. En la canción homónima de The Beatles se describe la vida en este rincón de la ciudad inglesa.

la entrada al pub que es, sin duda, el más famoso del mundo
idcon=12998429;order=23

The Cavern, donde The Beatles dieron sus primeros conciertos tras regresar de Hamburgo, está en Liverpool. La sala alberga unos 40 conciertos por semana y es uno de los recintos musicales mas cotizados para tocar.