Actualizado
domingo, 20 agosto 2017
20:12
h
URGENTE

Informados también en la arena

Acompañando a los cientos de jiennenses que se refugian del calor en las costas de Almería, Granada y Málaga, Diario JAÉN se traslada con ellos a las playas para acercarles la actualidad de la provincia; la información más próxima y comprometida con el desarrollo de esta tierra

Cuando calienta el sol, Jaén rivaliza con la mismísima ciudad sevillana de Écija por el título de “sartén de Andalucía”. Lorenzo se ceba con el interior de la comunidad autónoma. Lo fustiga con temperaturas que superan los 40 grados a la sombra y, más a menudo de lo que sería deseable, hace imposible el descanso en las tórridas noches de julio. Buscando un refugio contra el calor, con la llegada del verano se produce una peregrinación a las costas de Granada, Málaga y Almería. Por proximidad, el litoral de estas tres provincias es la playa natural de los jiennenses. Y no son pocos los que, desde hace décadas, tienen segunda vivienda en algunos de sus núcleos costeros.

Fuengirola, Torre del Mar, Salobreña, Almuñécar... Son solo algunos de los municipios en los que las gentes de este paraíso interior han echado raíces, verano tras verano. En algunos de ellos hay auténticas colonias de jiennenses, con bares regentados por emigrantes de esta tierra y en los que los clientes pueden degustar la deliciosa gastronomía de la provincia, o promociones de pisos hechas y habitadas por jiennenses, como sucede en Fuengirola o en Salobreña. Muchas familias se mudan literalmente a estas costas con la llegada del verano. Y, para que, aun en la distancia, sigan teniendo cerca su tierra y no se pierdan ni un detalle de lo que ocurre cada jornada, Diario JAÉN se traslada año tras año con ellos hasta la playa.

El primero de julio el rotativo de referencia de la provincia no falta a su cita con los lectores de la costa. Es una tradición, como también lo es entre numerosos jiennenses acudir, a diario, a alguno los más de 150 puntos de venta en los que se puede adquirir el periódico, desde Almería hasta la Costa del Sol para encontrarse con la información más cercana y también la que más duele por aquello que es la que entronca con los anhelos, las preocupaciones, las frustraciones y los progresos de la tierra en la que se nació y se vive la mayor parte del año.

“Es un acercamiento a la ciudad”, valora el presidente de la Cofradía de la Buena Mesa, José Gárate, que veraneará “algunos días” en Fuengirola porque sus hijos tienen un apartamento allí. La ciudad malagueña es un polo de atracción para “muchísima gente” de Jaén y también de la provincia vecina de Córdoba. Aunque cada vez más desgastadas no es difícil ver pespunteando en la marea de sombrillas que cubre la costa alguna blanquiverde con el logotipo de la cerveza del Alcázar. Un clásico, como portar en la mano un ejemplar de Diario JAÉN y apostarse en una silla de lona frente al mar para leer la actualidad de la provincia con el armónico sonido de las olas de fondo.

“Yo soy muy asiduo al periódico”, se reconoce Gárate, aunque confiesa que, hace “3 o 4 años”, se cambió a la edición digital. “Es exactamente igual que en papel”, señala el presidente de la Cofradía de la Buena Mesa, que asegura que, todas las mañanas, busca un “hueco” para leer varios periódicos, además de Diario JAÉN, para conocer la actualidad. Y es que, en su opinión: “Cuando salimos a la calle, deberíamos estar informados”. Sostiene que suele leerlo en casa, pero, cuando está en la playa, no duda en bajarse la tableta electrónica con él y repasar la actualidad de la provincia y de la capital, su información deportiva y también la cultural, sobre la arena.

“Hay temporadas buenas o malas, pero Diario JAÉN siempre se vende”, señalan los quiosqueros de los puntos en los que el rotativo se vende en la costa durante el verano. Y la razón estriba en que la información más cercana se alía con la fidelidad de los jiennenses a su tierra y también a su periódico de referencia. No es baladí, por ello, que Diario JAÉN viaje, jornada tras jornada, a partir del 1 de julio y hasta finales de agosto, a más de 150 quioscos y papelerías.

Desde primeras horas de la mañana, los jiennenses se acercan a los puntos de venta que están más próximos al destino de su asueto estival para adquirir el periódico y, de ahí, a la playa. Porque, como el protector solar, la gorra o la sombrilla, Diario JAÉN se convierte, estío tras estío en un complemento perfecto para pasar la mañana sobre la toalla o en una silla o para tener motivos de conversación después con otros paisanos. Y es que no pocas veces la información que ofrece el periódico, con novedades sobre la provincia —ya sean sucesos, noticias económicas o políticas, ahora que la ciudadanía se levanta y sale a la calle para reivindicar inversiones para Jaén—, se convierte en la excusa perfecta para romper el hielo y, a partir de un artículo concreto, empezar a disertar durante horas sobre lo humano y lo divino, sobre la sequía que amenaza al campo y al olivar, sobre la Alta Velocidad que se le sigue resistiendo a la provincia con un corredor central que ha quedado en un lugar secundario entre las prioridades de las administraciones, o, incluso, sobre el mantenimiento de las calles, la pérdida de habitantes o la esperanza en que se resuelvan los grandes asuntos que están encallados en esta tierra desde hace lustros.

La información de Diario JAÉN, la más cercana y la que no oculta su compromiso con el desarrollo de este paraíso interior y con su gran potencial, mantiene en alerta a los jiennenses, incluso cuando se desplazan a las costas de Almería, Granada y Málaga para disfrutar de unos días de descanso y olvidar el estrés que provoca el trabajo.

A solo una hora y media de la capital jiennense, en el litoral granadino, el periódico está presente en Almúñecar, Carchuna, Castell de Ferro, El Varadero, La Herradura, La Mamola, La Rábita, Torrenueva, Motril y Salobreña. En Almería, lo está en Aguadulce, la propia capital almeriense, Almerimar, Balanegra, Cabo de Gata, Carboneras, Garrucha, Mojácar, Las Negras, Níjar, Puerto del Rey, Pulpí, Retamar, Roquetas, San José, Terreros y Vera. En cuanto a la provincia de Málaga es la que concentra el mayor número de puntos de venta de Diario JAÉN. Sobre todo, Fuengirola, donde la comunidad jiennense que vive en ella durante las vacaciones del verano es notable. En la década de los setenta y ochenta del siglo pasado, cuando la economía española empezó a remontar un poco el vuelo y los bolsillos de muchos ciudadanos dejaron atrás épocas de penurias fueron muchos los jiennenses que decidieron adquirir una segunda vivienda en esta ciudad de la Costa del Sol en la que no es raro ver a ciudadanos de la provincia de Jaén que se reúnen todas las tardes para jugar al ajedrez o para dar una vuelta por el Paseo Marítimo disfrutando de las deliciosas temperaturas que brinda la brisa del mar.

Además de en Fuengirola, la capital malagueña, Lagos, Algarrobo, Torre de Benalgabón, Caleta de Vélez, Albarrobo, Torrox, Nerja, Rincón de la Victoria, Torre del Mar, Vélez-Málaga, Arroyo la Miel, Benalmádena Costa y pueblo, Estepona, Marbella, Mijas Costa y Mijas y Torremolinos son otros municipios del litoral de Málaga en el que también se puede adquirir el periódico. Cada día, mientras disfrutan de la quietud, de la tranquilidad y de la liberación que supone el verano frente a la dictadura del reloj el resto del año, con obligaciones laborales y escolares, entre otras, hay algo a lo que muchos de los jiennenses que se escapan a la costa no renuncian. Y es a Diario JAÉN y a su información, a la que siguen enganchados. Es una forma de narrar el devenir de la actualidad de la provincia, de contar lo que más le afecta y de analizarlo, a través de un nutrido equipo de periodistas, corresponsales y colaboradores que trabajan, con denuedo, para que Diario JAÉN sea tan señero de esta tierra como lo es la sombrilla del Alcázar o “la vística” con la que muchos jiennenses aderezan sus frases de sorpresa y que no es raro escuchar, camino del mar, entre las sombrillas.

José gárate se confiesa “asiduo” a la edición digital del periódico

Diario JAÉN está presente en más de 150 puntos de venta del litoral