Actualizado
martes, 21 noviembre 2017
14:37
h
URGENTE

Nuevo triunfo del GEV

El Grupo de Espeleología de Villacarrillo representa a España en unos premios internacionales a las mejores publicaciones del mundo, con distintos países en liza, con su trabajo sobre la cueva de la Murcielaguina de Hornos

El Grupo de Espeleología de Villacarrillo (GEV) representa a España en unos Premios Internacionales a las mejores publicaciones del mundo que se han presentado de diferentes países: Brasil, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Serbia, Alemania, Bulgaria..., terminando como finalista con su última publicación, “El Sistema de la Murcielaguina (Hornos, Jaén)”, editado en 2016 y patrocinado por el excelentísimo Ayuntamiento de Hornos.

Estos premios los organizaban en el “17th International Congress of Speleology” celebrado recientemente en Sidney (Australia), por la Federación Australiana de Espeleología y la Unión Internacional de Espeleología. Toni Pérez, presidente del colectivo villacarrillense y director de esta publicación, afirma: “Nuestra publicación llega a muchos sitios del mundo como intercambio con otras. Un compañero francés aunado por varios espeleólogos más de la organización nos dijeron de participar y así lo hicimos. No pretendíamos ganar, porque sabemos que en otros países la investigación subterránea y las publicaciones son mucho más importantes que en nuestro país y se destinan más fondos para las mismas”. Los ganadores fueron “Microbial Life of Cave Systems”, con el editor Annette Summers Engel, de Estados Unidos, y “Caves–Exploring New Zealand’s Subterranean Wilderness”, de Nueva Zelanda Esta publicación ha llevado más de quince años de trabajo en el medio subterráneo de exploración, investigación, topografía, geología, arqueología, biología subterránea, fotografía... Y ha llevado a hacer un monográfico sobre esta cavidad de más de cinco mil metros de desarrollo y ochenta metros de profundidad que se ubica en el interior del Parque Natural y Reserva de la Biosfera de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

En el interior de esta cueva existen restos arqueológicos importantes, así como una colonia sobresaliente de murciélagos y una biodiversidad de invertebrados de gran interés.

Pérez afirma: “Al ser una cavidad con tantas peculiaridades, las administraciones y las Fuerzas del Orden están pendientes de su conservación, así como nuestro colectivo. Hay que recordar que la práctica de la espeleología en un espacio natural protegido está regulada y en cavidades tan singulares como esta, también restringida”.

El GEV lleva más de treinta y ocho años investigando el medio subterráneo jiennense, y es también un referente en cuanto a divulgación y publicación de trabajos, pues lleva editados seis libros, veintiocho números del boletín anual “Espeleo”, once números de la revista científica “Monografías Bioespeleológicas”, trece números de la revista digital internacional “Gota a gota”, todo un referente, en la actualidad, en la espeleología, y las actas de un congreso internacional organizado el pasado año 2016 en el municipio de Villacarrillo. Además han colaborado y publicado en distintos libros y revistas científicas dando a conocer los distintos descubrimientos que han realizado a lo largo de este tiempo. En la actualidad el GEV trabaja en varias colaboraciones en libros y demás publicaciones científicas. Otra forma de divulgar se realiza por medio de su web, sus blogs de diferentes temáticas y las redes sociales. Además, tienen pendiente todavía junto con el Ayuntamiento de Villacarrillo, el Centro de Interpretación de la Espeleología.

Un colectivo lleno de proyectos
idcon=12919866;order=9

“Estamos inmersos en un nuevo proyecto intentando localizar antiguas cavidades exploradas, así como la exploración de otras nuevas. Esto va todo muy lento porque a veces es complicado localizar ciertas cavidades. El objetivo es realizar una publicación sobre ello, y aunque nos hemos puesto en contacto con los ayuntamientos de los municipios donde se ubican y no hemos recibido respuesta, seguiremos terminando las distintas zonas de investigación”, afirma Toni Pérez, del GEV.