Actualizado
martes, 22 mayo 2018
19:37
h
URGENTE

Regalos cargados de ilusión

Cada año la visita de los Reyes Magos supone uno de los momentos más emocionantes en los hogares de cada familia jiennense cuyos, árboles de Navidad se llenan de variados juguetes
Ver comentarios
|
07/01/2018

H ace mucho tiempo que tres señores viene de un lugar muy muy lejano para repartir ilusión y los deseos de los niños del mundo. Para transportarse utilizan camellos y su lugar de origen es Oriente, por lo que debían de ser muy mágicos para llegar a tiempo a todos los hogares. El trío está compuesto por Melchor, un señor mayor de barba blanca; Gaspar, algo más joven y de pelo castaño, y Baltasar, de piel morena y sonrisa permanente, y son conocidos, entre los niños, como los tres Reyes Magos. Tan grande es su trabajo que algunos pequeños les dejan agua y comida para que reposen los tres y sus camellos a cambio de los ansiados juguetes que cada madrugada del 6 de enero dejan en los hogares, justo a los pies de un pino con bonitos adornos, aunque solo para aquellos que se han portado bien y tienen buenas notas, ya que, por el contrario, Sus Majestades traen carbón como castigo para los que no merecen juguetes.

Para facilitarles el trabajo, los niños, desde sus casas, escriben una carta en la que redactan los regalos que desean para que los pajes reales les hagan entrega y ayuden a los reyes. Aquí es donde empieza la cuestión. Son millones las cartas que reciben y en ellas, nuevos y sofisticados regalos que los niños desean tener y que, en cada edición, cambian y se renuevan. En esta ocasión, los Reyes Magos tuvieron un gran trabajo en los hogares de los niños jiennenses, y es que las peticiones fueron muy variadas.

¿Qué es lo que más les ha gustado? Pues hay peticiones de todo tipo. Los más pequeños de cada casa, sí, los mismos que a veces se divierten más con las cajas en las que se envuelven los regalos que con los propios juguetes, recibieron desde cubos para montar figuras, peluches, pizarras, muchos juegos con piezas para crear animales algunos instrumentos musicales pequeños hasta algunos carritos para trasladar a sus nuevos muñecos e incluso para aprender a conducir, los que ya son capaces de andar. Tampoco faltaron los coches y los bebés recién nacidos, que en algunos casos más podrían hacer las funciones de hermano y compañero de aventuras. Unas peticiones variadas pero que no cargaron de excesivo trabajo a los reyes, puesto que, según los comercios de la capital, las demandas no varían muchos de años anteriores.

Para los más “mayores”, a partir de los seis años aproximadamente, los grandes triunfadores fueron los instrumentos musicales y los juegos de mesa. Guitarras, pianos, baterías y micrófonos se repartieron por los árboles de Navidad de los jiennenses que tienen por delante un año para compartir el músico que llevan dentro, para el disfrute de sus padres y familiares y, en algunas ocasiones, también con los vecinos. Otra de las demandas que más se han repetido este año son los juegos de mesa. Los tradicionales, el Twister, el Tragabolas, Hunde el barco o el uno, han dado paso a nuevos juegos que han tenido una gran demanda estas navidades como el Dobble, un juego de cartas que contiene cincuenta y cinco piezas redondas, cada una con ocho objetos dibujados. Siempre mantiene un objetivo: los jugadores deben buscar el objeto común entre dos cartas y nombrarlo. Además se puede jugar a cinco minijuegos con él. Pero hay muchos más. Los niños jiennenses son de gustos variados, y eso los Reyes Magos lo saben, por ello durante todo el año preparan a los camellos, que en varias ocasiones, deben trasladar muchos kilómetros regalos muy pesados. Y es que para los más deportistas no faltaron los patines de línea, los monopatines, y por supuesto, esa primera bicicleta que nunca se olvida y que los padres, esos que durante todo el año están en continuo contacto para informar a Melchor, Gaspar y Baltasar sobre la evolución de sus hijos lo tienen muy claro, por lo que en más de una casa aparecieron bicicletas difíciles de envolver y que llenaron durante el día las calles de los distintos municipios de la provincia. Para los que llevan por dentro una futura estrella Michelín, tan cotizada en los últimos tiempos, los Reyes trajeron cocinas bien equipadas y de diversas formas, que en muchas ocasiones vinieron acompañadas de complementos tales como la batidora, el horno o la caja registradora, para controlar la economía del hogar. Regalos con los que practicar para convertirse en los próximos “master chef” y llevar el nombre de su ciudad a lo más alto del mundo culinario.

Tampoco faltaron los regalos más tradicionales, esos que siempre tienen un hueco en un almacén en Oriente, puesto que nunca fallan. Se trata de Playmovil, Scalextric y los Bebés y Barbies. Las principales diferencias de estos juguetes de toda la vida son la evolución y sofisticación de la que están dotados en la actualidad y que muchos padres observan ensimismados mientras sus hijos los abren con el deseo de volver a aquellos tiempos y poder pasar horas con los que fueron sus juguetes favoritos y que han cambiado tanto. Y si hay regalos que nunca fallan son aquellos que en los que aparecen los personajes favoritos de los pequeños. Aquellos que ven cada día en la televisión, tales como Pepa Pig, Bob Esponja y los personajes Disney, que tantas décadas han hecho soñar a los niños, son regalos que no pueden faltar, con Elsa y Ana, de “Frozen” como grandes protagonistas, en esta ocasión, de las revistas y los catálogos de regalos, sin olvidar la mítica saga de “Star Wars” que estrenó su última entrega hace tan solo unas semanas.

Para los más creativos tampoco faltaron junto a sus mejores zapatos juegos de manualidades como pulseras, arena mágica o el kit completo de maquillaje. Y en el caso de los más estudiosos, o los que más necesitan “hincar los codos”, los Reyes dejaron un aviso en forma de libro o material escolar como una bola del mundo, de la que se puede aprender mucho sin necesidad de aburrirse. Por último, para los que ya no son tan niños lo más demandado suelen ser regalos tecnológicos como móviles, tabletas, consolas y ordenadores.

Variedad y gustos de todo tipo que hicieron felices a miles de niños de toda la provincia, que tendrán un año por delante para disfrutar de aquellos juguetes que tanto deseaban y para pensar en los siguientes. Eso sí, por delante queda un año en el que demostrar a los Reyes Magos, pero sobre todo a los padres, que son merecedores de los que piden. A cambio los padres tienen por delante otro reto, gestionar y hacer que sus hijos crezcan en solidaridad, respeto y, especialmente, en igualdad. Un desafío que comienza, aunque parezca inofensivo, en los juguetes que cada año se regalan y que determinan el carácter y el futuro de cada niño. Y a los que no han tenido la suerte de recibir, lo que pidieron, no hay de que preocuparse Melchor, Gaspar y Baltasar están algo mayores y quizás no acertaron en esta ocasión, pero siempre se puede repetir, lo importante es no perder la ilusión.

Muchas de las tiendas de juguetes de la capital coinciden en las preferencias de los niños jiennenses

Algunos de los regalos más demandados son los juegos de mesa

Más del 50 % de los anuncios son sesistas
idcon=13115193;order=16

Según el informe elaborado por el Instituto Andaluz de la Mujer y el Consejo Audiovisual de Andalucía, alrededor del 54% de los anuncios de juguetes son sexistas en la actualidad, lo que supone un aumento por segundo año consecutivo, con once puntos porcentuales más que en 2016, cuya cifra ascendía al 43,2%. Según el informe, que ha analizado 433 anuncios de juegos y juguetes en catálogos y televisión durante la campaña navideña, estos infringen algún punto del Decálogo para una Publicidad No Sexista. Algo que preocupa mucho al instituto, por el repunte de machismo en los últimos años, “algo que se debe erradicar desde edades tempranas”. Pese a estos datos, destaca el creciente compromiso de algunas empresas que hace años destacaban por sus anuncios sexistas y hoy son ejemplo de buenas prácticas, fruto de la labor de concienciación del Observatorio, que durante todo el año hace un trabajo de sensibilización con las empresas con las que contacta y están dispuestas a colaborar.