Actualizado
viernes, 22 septiembre 2017
17:55
h
URGENTE

Una oportunidad en London

Nani tiene 32 años y, aunque nació en Linares, se crió en Bailén, tras una primera etapa profesional en Granada, logró cruzar el charco y se labra un porvenir como responsable de una de las famosas tiendas Sainsbury’s
|
02/07/2017

Juana María Jesús Moreno, Nani para los amigos, tiene 32 años y nació en Linares, aunque, de pequeña, con 4, se trasladó a Bailén. Es diplomada en Turismo por la Universidad de Jaén, de la primera promoción que salió del campus de La Lagunillas. “Después de la carrera, me fui a vivir a Granada, donde aproveché para formarme como azafata de congresos y profesora de cursos de Formación Profesional Ocupacional, de la Junta de Andalucía”, recuerda. Después, tuvo la oportunidad de ser profesora e impartir clase en materias relacionadas con su formación. “Cuando llegó la crisis, en el último año de mi etapa granadina, cuando se recortaron los fondos sociales europeos para este tipo de cursos, me quedé paro”, dice.

Después, a través del SAE, se inscribió en el programa de búsqueda activa de empleo y se interesó en una acción destinada a emprendedores andaluces en Europa. “Me dije a mí misma que podía intentarlo, que me daría un empujón considerable a los idiomas, tan necesarios para la carrera que estudió”, razona. “El destino me tenía preparado algo distinto: una de las empleadas de la oficina del SAE, que me recordaba, creo que porque no había mucha gente dispuesta a empezar una nueva aventura en Europa, me comentó que tenía una prima suya en Londres, que buscaba una “au-pair” para sus hijos. Yo ni sabía lo que era eso, pero me puse en contacto con esta mujer”, relata.

Se trata de una valenciana, casada con un hombre iraní, con dos hijos que, en ese momento, tenían 8 y 10 años. “Buscaban a una chica española, que llevara y recogiera a los críos del colegio y los ayudara con la tarea del colegio, especialmente con los deberes de Lengua Española, ya que iban al único colegio español que hay en Londres”, aclara. “A cambio, me daban alojamiento, manutención y transporte gratis y una paga semanal que, aunque no era gran cosa, me daba para gastos personales”, explica. Así, tras dos entrevistas a través de Skype que formaban parte del proceso de selección, comenzó su aventura en la capital del Reino Unido, a la que llegó tras tomar un vuelo en Málaga que no olvida. “Mis familiares y amigos pensaban que estaba loca, que me iba a una casa extraña, a un país que no conocía, sin nadie que me pudiera echar una mano y, además, sin controlar el idioma”, apunta, para, además, dejar claro que, aunque creía que dominaba el Inglés, se dio cuenta que ni mucho menos.

La actual, no es la primera experiencia de esta bailenense en las islas británicas, en las que ya estuvo, gracias a un programa de intercambio, con una beca de verano. “Pasé un mes en Derby, en el norte de Inglaterra, en casa de una familia inglesa, mientras iba a la universidad”, aclara. Por aquel entonces es cuando vio el Big Ben por primera vez, en la primera visita a la capital británica. “Me prometí a mí misma que volvería a esta ciudad”, reflexionó. “Años después puedo decir que estoy cansada de ver el Big Ben. En esta gran urbe, la bailenense disfruta de sus aficiones, como son viajar, quedar con los amigos para un café, una cena en un restaurante de comida extranjera, que son una barbaridad y visitar lugares de interés. “Me encantan las visitas de mis familiares y amigos y poder ensenarles la vida aquí.

Su aventura en UK dura ya seis años, actualmente, como empleada de Sainsbury’s, una gran cadena de supermercados que también vende tecnología, moda y decoración. “Comencé como reponedora y ya es gerente de una de las tiendas de la cadena, en Holborn, el corazón del distrito donde se sitúan las oficinas de las mayores editoriales de periódicos y revistas de Londres”, comenta.

animada y muy cara

Nani deja coincide en la apreciación de muchos visitantes de que la vida en Londres es muy cosmopolita, porque, como apostilla, muchas culturas cohabitan. También es muy viva, asegura, porque tiene a su alcance una intensa actividad cultural. “Siempre hay algo que hacer: conciertos, festivales , exposiciones. Los museos y la mayoría de exposiciones son gratuitas”, aclara. Eso sí, aunque hay muchas posibilidades y los sueldos son bastantes generosos y el transporte y otros gastos básicos son muy caros, lo que hace que el día a día en Londres no sea demasiado asequible. Con respecto a los alquileres, apunta que la relación entre la calidad y el precio de las viviendas no suele corresponderse. “Es difícil encontrar un piso que no te obligue a viajar en metro durante una hora para ir a trabajar y que esté medio decente y que no te cueste la mitad del sueldo”, describe este jiennense en el Reino Unido.

el futuro en españa

“Mi plan de futuro es volver a España en un plazo medio de tiempo, porque, a pesar del gran progreso profesional que he conseguido, considero que, después de todo este tiempo viviendo aquí , he disfrutado ya bastante de la ciudad y de la cultura inglesa en general”, argumenta la jiennense que deja claro: “Me gustaría estar en un sitio tranquilo, donde pueda vivir para trabajar y no trabajar para vivir”. “Se echa mucho de menos la tierra, a pesar de que este a gusto aquí. Es un sentimiento que todos mis amigo y amigas inmigrantes comparten conmigo”, afirma.

Y es que, en este tiempo entre británicos, esta bailenense comparte con ellos uno de sus males, lo absorvente del trabajo en este país, en el que se echa menos el sol y es preciso recorrer largas distancias a diario para cualquier actividad que sea cotidiana.

trucos para soportar la gran distancia con los amigos y la familia que está en jaén
idcon=12832388;order=15

“Lo que más echo de menos es a la familia y a los buenos amigos, aunque intento viajar a menudo”, deja claro. Y es que la morriña es mucha para esta bailenense, aunque cuente con la ayuda de las nuevas tecnologías, que facilitan mucho las comunicaciones. “En tu mente, se queda grabada la última imagen que tienes de ellos y mis recuerdos se forman a partir de ese momento . Es una sensación rara de ese espacio temporal en el que ellos cambian al igual que lo hago yo, pero, como no estoy cada día ahí, noto gran diferencia, no sé si me explico bien”, reflexiona, un tanto abrumada por la situación. Pero no todo es malo en la tierra de los “british”. “Aquí tengo una gran facilidad de hacer amistades de diferentes países, porque el respeto y la apertura de mente de la gente hacia otras culturas es mucha”, apunta. Eso sí, como ciudadana de un país que vive unos tiempos convulsos, a raíz de la aprobación del “Brexit” y el auge del terrorismo, razona: “En los últimos, se complica la convivencia, debido a los últimos ataques acontecidos”.

con la gran familia de la cadena de famosa cadena Sainsbury’s
idcon=12832395;order=17

La bailenense está al frente de una de las tiendas de la cadena de supermercados Sainsbury’s, una de las más populares en el Reino Unido.

una visita de los padres que se aprovecha al máximo
idcon=12832399;order=19

En esta imagen, la bailenense está en compañía de sus padres, María y Juan, en una de las ocasiones en las que acudieron a conocer su nueva ciudad.

en el famoso puente de una de principales urbes del mundo
idcon=12832403;order=21

¿Cómo no hacerse una foto en la orilla del Támesis, con el Puente de Londres al fondo? Durante su tiempo libre, Nani aprovecha para redescubrir la ciudad.

una estrecha relación con el eficiente underground
idcon=12832407;order=23

El metro londinense, bautizado Underground, tiene una historia que se remonta a 1863. A diario, lo usan más de tres millones de personas, entre las que está Nani.