Actualizado
sábado, 15 diciembre 2018
11:23
h
URGENTE

El alcalde acusa a técnicos de bloquear proyectos relevantes

Críticas de Juan Fernández por los párquines, los autobuses y el cambio de luces
|
02/12/2018
  • MALESTAR. El alcalde, Juan Fernández, interviene en la rueda de prensa sobre la reapertura de “Santa Margarita”.
    MALESTAR. El alcalde, Juan Fernández, interviene en la rueda de prensa sobre la reapertura de “Santa Margarita”.

Rajada” del alcalde, Juan Fernández. El político socialista anunció que iba a morderse la lengua, aunque no lo consiguió y cargó contra técnicos, aunque sin concretar sus nombres y cargos, en la rueda de prensa en la que anunció la reapertura del aparcamiento subterráneo de Santa Margarita. Fernández insinuó que estas personas obstaculizan la reapertura de los estacionamientos públicos de la ciudad —queda pendiente que tenga actividad el de San Agustín—, la incorporación de nuevos autobuses y el cambio de luminarias.

“Que me encierren, que me metan en la cárcel, pero que no me digan que soy un inútil, no siendo yo, siendo otros, que cobran a final de mes todos los meses. Nadie, nadie, nadie debería tener asegurado su jornal, su nómina para toda la vida. No es bueno para la persona ni para el sistema. La gente tiene demasiados derechos y pocas obligaciones”, aseguró el responsable. Juan Fernández afirmó que un funcionario puede paralizar un ayuntamiento “en cuanto quiera”. “A nosotros nos bloquea, nos inutiliza y nos impotencia”, afirma en referencia a las situaciones mencionadas.

Por ello, el máximo dirigente municipal señaló que quiere “una segunda opinión”. Concretó: “Vamos a pedir amparo a quién tengamos que pedirlo. Que fiscalice la actitud o la acción de determinados departamentos de este Ayuntamiento. Señaló que quienes paran las iniciativas no son los políticos, sino interpretaciones “muy restrictivas” de las que él discrepa porque resultan “injustas”. Sin embargo, a la vez, se negó a poner en entredicho la profesionalidad de los funcionarios a los que se refería con sus palabras.

El veterano responsable municipal se mostró dispuestos a hacer frente a los supuestos escollos. “Si me cuesta algún problema legal tomar decisiones de esas características me da igual. Cuando me quieran inhabilitar ya no estaré aquí, y me dará igual, y si estuviere, que me echaren por eso, y no por otros motivos que otros traidores habían señalado”, remarcó Fernández. Por ello adelantó que cumplirá con su obligación de poner por delante los intereses de la ciudad de Linares. También cargó contra la inseguridad, con informes contradictorios, lo que, en su opinión, genera “disonancia cognitiva”, incertidumbre y cabreo de comerciantes, hosteleros y vecinos como en el caso de los párquines.

Sobre la reapertura del estacionamiento de Santa Margarita, apuntó que es “una medida de presión”. Destacó que el servicio se presta con personal que tiene la concesión del de la Plaza del Ayuntamiento y que la idea es poner en servicio también el de San Agustín. Igualmente, auguró que los trabajadores no perderán su empleo pues prestarán servicio como cooperativa o bien con una subrogación. El responsable se mostró molesto con la tardanza en la puesta en marcha de las instalaciones públicas, aunque añadió que con la incorporación del parquin de Santa Margarita al menos se consigue “salvar la Navidad”.