Actualizado
martes, 11 diciembre 2018
09:48
h
URGENTE

El alcalde es expulsado de las filas del Partido Socialista

Ferraz emite la resolución del expediente sancionador contra los dos exmilitantes
  • SIN PARTIDO. Juan Fernández es alcalde de Linares desde 1999.
    SIN PARTIDO. Juan Fernández es alcalde de Linares desde 1999.

Ferraz ha dictado sentencia. El alcalde de Linares, Juan Fernández, es expulsado de las filas del Partido Socialista (PSOE) por la puerta de atrás. La Ejecutiva federal dio a conocer al alcalde, ayer por la mañana, la resolución del expediente, que confirma su expulsión definitiva del partido del puño y la rosa.

Por su parte, la Ejecutiva local convocó ayer una asamblea extraordinaria, a la que acudieron los dos expedientados —Juan Fernández y Juan Sánchez—, para tratar el asunto. Algo que, finalmente, no pudieron hacer, ya que la asamblea quedó disuelta. ¿El motivo? Los dos ya exmilitantes del PSOE pidieron la palabra para, según ha explicado el propio regidor a este periódico, ofrecer su visión del asunto y “tirar de la manta”. “No se atrevieron a darnos la palabra, el partido se ha convertido en una dictadura”, asegura.

“Esto no ha ocurrido en 15 años que he estado al frente de la formación. Nunca se le ha negado el turno de palabra a nadie”, continúa el alcalde, que confirma su expulsión del partido y la de Juan Sánchez. “Ferraz se ha lavado las manos”, dice Fernández, acerca de una situación “orquestada por Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, y Francisco Reyes, máximo responsable de la Administración provincial, y apoyada en Linares por la discípula de Reyes, Pilar Parra”. “Han conseguido lo que querían”, puntualiza.

De este modo, considera que no lo han dejado expresarse en el seno del que era su partido y sabe que la razón es más que evidente. “Tienen miedo a que tiremos de la manta. Se han quitado de en medio a un crítico y lo único que demuestran todos ellos es su traición a Linares”, dice.

En esta línea, el alcalde habla de las posibles consecuencias electorales del Partido Socialista en la ciudad, que, a juzgar por sus palabras, no augura muy buenas. “Yo le he dado los mejores resultados que han tenido desde que soy candidato, a ver qué hacen ahora”, apunta, acerca de un partido en el que sus dirigentes “demuestran que lo único que quieren es mantener sus sillones”. “Linares no les importa. Francisco Reyes nos quitó la Inversión Territorial Integrada (ITI) para la ciudad con el apoyo de Pilar Parra”, ejemplifica un alcalde indignado con la situación y la “traición” que hacen a Linares. “A pesar de no estar en el partido voy a seguir defendiendo los intereses de la ciudad porque soy su alcalde y me eligieron los ciudadanos de Linares ”, insiste Fernández.

Por la vía legal. Esto no significa más que el principio de una guerra en la que el alcalde no piensa bajar los brazos. Tanto él como Juan Sánchez continuarán por la vía legal y “llegarán hasta el final”. A este respecto, el regidor no dio más detalles de cual será el próximo movimiento jurídico, aunque lo que es seguro es que no se va a rendir ante lo que considera toda una “injusticia”.

Asimismo, la Ejecutiva local del Partido Socialista inició el expediente a Fernández, según confirmaron en una nota de prensa, por “supuestas irregularidades de corte económico” en el seno de la formación. Todo esta por ver, lo que es seguro es que el alcalde gobierna, desde ayer, fuera del que era su partido.

El partido convoca la asamblea sin Campos

El secretario general del Partido Socialista (PSOE) de Linares y candidato a la Alcaldía, Daniel Campos, no estuvo presente en la asamblea convocada por la formación. La que sí estuvo fue Pilar Parra, concejal y vicepresidenta primera de la Diputación Provincial de Jaén. “Ella estuvo moviendo hilos y manipulando en la sombra a un grupito de miembros de la Ejecutiva”, afirma el alcalde, Juan Fernández, sobre un encuentro en el que “no le dejaron tomar el turno de palabra para defenderse”. En esta línea, el PSOE decidió disolver la asamblea, según fuentes consultadas por este periódico, porque el alcalde estaba formando un “espectáculo”. No obstante, la opinión del regidor dista mucho de la del partido, ya que, tal y como expresa: “Solo quería dar mi opinión”. En definitiva, una asamblea que empezó con una reunión previa de los miembros de la Ejecutiva local y que no llegó a celebrarse por la presencia en la misma de los dos exmilitantes del PSOE, Juan Fernández y Juan Sánchez, que no pudieron defenderse de las acusaciones.

Un grupo de concejales renunciarán a su cargo

La asamblea socialista iba a tratar, además de la expulsión del alcalde, el “abandono” de algunos concejales de su equipo debido a la “ingobernabilidad municipal” que se deriva de la salida de Juan Fernández del partido. Al respecto, el regidor prefiere no opinar sobre qué concejales o no le son aún afines. “Los que renuncien a sus delegaciones demostrarán que siguen las órdenes del partido y que lo único que les mueve es seguir en política”, afirma el regidor.

De este modo, a lo largo de estos días se conocerá la lista de concejales que abandonan sus cargos dejando las delegaciones “huérfanas”. Unas competencias que, orgánicamente, debe asumir, o bien el alcalde, o a quien designe para ello. “Que algunos concejales abandonen no se va a notar. Al revés, irá todo más rápido”, insiste un regidor que parece no tener miedo a nada, ni siquiera a una posible moción de censura que planea sobre el Gobierno municipal para arrebatarle a Juan Fernández, no solo la militancia en el partido, sino el bastón de mando de la ciudad.