Actualizado
lunes, 21 agosto 2017
22:21
h
URGENTE

El Palacio Municipal, “listo” en el último trimestre de 2019

La Junta y el Ayuntamiento acuerdan el término de las obras
Ver comentarios
|
16/05/2017
  • COMPARECENCIA. Juan Fernández y Felipe López informan del proyecto en el mismo edificio.
    COMPARECENCIA. Juan Fernández y Felipe López informan del proyecto en el mismo edificio.

El Ayuntamiento de Linares acordó con la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía la inversión de 3,5 millones de euros que se destinará a la segunda fase de la rehabilitación del Palacio Municipal. El edificio del siglo XIX, en la primera fase de las obras iniciada en el año 2015, fue objeto de obras para la consolidación de la estructura y la conservación en las condiciones adecuadas de estabilidad y protección. Con estas intervenciones se trabajó sobre la estructura de la cubierta, las paredes exteriores y el forjado de la construcción.

Ahora queda por acabar todo el revestimiento interior; es decir, la fase final de los trabajos de adecuación y mantenimiento del edificio. Para ello, el alcalde de Linares, Juan Fernández, y el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, firmaron un convenio en una improvisada sala en el interior del edificio en cuestión. Al acto acudieron gran parte de los representantes municipales, acompañados por la delegada del Gobierno en Jaén, Ana Cobo, y el delegado territorial, Rafael Valdivielso.

El edificio, de destacada relevancia urbana por su belleza arquitectónica, relevancia histórica y situación geográfica, merece la colaboración que realiza la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Linares. Por ello, formalizaron el acuerdo entre ambas administraciones para la financiación y ejecución de las obras, que se afrontarán al 80% por parte del Gobierno autonómico y el 20 por el municipal, con fondos Feder. El proyecto contempla actuaciones en casi 2.000 metros cuadrados con labores de albañilería, instalaciones, revestimientos y acabados, carpintería y cerrajería.

“En esta nueva fase trabajaremos para garantizar la conservación patrimonial y otorgarle garantía a la inversión pública ya ejecutada, lo que repercutirá en el municipio al ampliar su oferta turística y cultural, al tiempo que permite recuperar el uso funcional de este edificio” indicó el consejero. Esta recuperación de las funciones permitirá la celebración de los Plenos del Ayuntamiento en este edificio tradicional, así como la prestación de servicios municipales para la ciudadanía. Se trata de actividades que no alberga desde que se produjo el abandonado del edificio, hace más de 11 años.

Además, López adelantó que, según el calendario de los trabajos, las obras estarán finalizadas en el último trimestre de 2019. “Señalamos esta fecha significativa en el calendario con el objetivo de que el próximo equipo municipal, que salga designado tras las próximas elecciones municipales pueda iniciar su andadura en este edificio” aseguró. Por su parte, el alcalde de Linares se mostró agradecido y feliz por la firma del acuerdo, que cierra así los últimos pasos administrativos para la realización de unas obras esperadas durante mucho tiempo. “Sabemos de la dificultad de costear los recursos necesarios para la rehabilitación de este edificio, por lo que estamos agradecidos a consejero de Fomento y Vivienda. Es un edificio que necesitamos para realizar nuestras funciones de la forma correcta, aunque nos hemos acostumbrado a la coyuntura y la provisionalidad durante estos años. La adecuación de esta instalación se ha prolongado mucho, pero estamos felices porque ya sí vemos el final de la obra”, reconoció Fernández. Además, remarcó que este impulso, sumado a los proyectos del ramal ferroviario Linares-Vadollano y las obras en la Iglesia de Santa María, consolidan el interés patrimonial y las comunicaciones de Linares.

Visita a las obras de Santa María, a las que se destinan 600.000 euros

Después de la firma del convenio en el Palacio Municipal, los representantes de los Gobiernos municipal, provincial y autonómico visitaron las obras de rehabilitación de la Basílica de Santa María La Mayor.

Las intervenciones comenzaron a finales del año pasado, y para ellas se presupuestaron más de 600.000 euros. Durante su visita, los integrantes de la expedición comprobaron la fase actual por la que pasan las obras de ejecución de la nueva cubierta del crucero, que sustituirá a la que se ejecutó en 2007 con carácter de emergencia. Tras completarse estos cambios, se realizarán otras actuaciones básicas para garantizar la estanqueidad y la estabilidad estructural de un edificio religioso histórico, en una superficie total que ronda los 760 metros cuadrados. “La ejecución del trabajo está siendo satisfactoria, y nos permitirá preservar un patrimonio histórico para nuestro municipio que venía sufriendo las inclemencias de la climatología en los últimos años. Es un edificio de una dimensión y una transcendencia muy importante para Linares no solo por su valor monumental y patrimonial, sino también por ser foro de espiritualidad para los creyentes locales”, señaló Juan Fernández.