Actualizado
sábado, 15 diciembre 2018
11:37
h
URGENTE

El presunto agresor de la doctora de Linares rechaza la conformidad

Ver comentarios
|
29/11/2018

El presunto agresor de la doctora de Linares a la que supuestamente propinó un puñetazo cuando ésta intentaba prestarle asistencia médica en un centro de salud, ha rechazado la conformidad en el juicio rápido donde Fiscalía le ha solicitado una condena como autor de un delito de atentado y otro de lesiones leves.

Una vez descartado zanjar la cuestión en juicio rápido, el caso, según han informado a Europa Press desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), se instruirá como diligencias previas que serán remitidas al Juzgado de lo Penal número 2 de Jaén para su enjuiciamiento.

Los hechos, según ha indicado Carlos Chamorro, abogado de la doctora, ocurrieron en la madrugada de este lunes cuando su representada se encontraba de guardia en el centro de salud. En la sala de espera se encontraba un joven extranjero, de 24 años, que sufrió un desmayo por lo que el celador fue el primero en acudir en su ayuda e inmediatamente después acudió la doctora a la que avisaron para que le prestara asistencia.

Fue en ese momento, cuando, según el abogado, la doctora recibió el puñetazo en el rostro por parte del paciente. Las mismas fuentes indican que se trató de una agresión cuyo origen está en el hecho de que la doctora fuera una mujer ya que supuestamente el acusado, por su cultura, rechaza ser atendido por mujeres. Sin embargo, este extremo ha sido rechazado por la Policía Nacional que mantiene que la agresión se produjo sin mediar palabra y en un momento en el que el acusado se encontraba bajo los efectos de la ingesta de estupefacientes.

Gracias a la intervención del personal de centro de salud se logró reducir al joven y evitar que la agresión fuera a mayores. La Policía Nacional lo detuvo el mismo 26 y quedó en libertad con cargos tras comparecer en el juzgado.

La doctora agredida, se encuentra actualmente de baja laboral debido, no solo a las lesiones físicas causadas, si no las secuelas psicológicas que suelen quedar después de este tipo de ataques. La Junta de Andalucía ha activado el protocolo previsto en estos casos y además de interponer la correspondiente denuncia, ha ofrecido a la doctora asistencia psicológica para ayudar a superar la agresión.

El presunto agresor está en situación irregular en España. Desde la Policía Nacional se ha indicado a Europa Press que se ha procedido a retirarle la carta de identidad que le permitía residir en Italia. Asimismo se le ha abierto un expediente de expulsión.