Actualizado
martes, 24 octubre 2017
11:08
h
URGENTE

La consolidación de Los Lores está próxima a su finalización

El alcalde lamenta que el Gobierno desoiga la petición de acceso desde la A-32
  • PATRIMONIO. Juan Fernández y Pilar Parra, junto con representantes políticos y técnicos, en “Los Lores”.
    PATRIMONIO. Juan Fernández y Pilar Parra, junto con representantes políticos y técnicos, en “Los Lores”.

Los trabajos para la rehabilitación y consolidación patrimonial del complejo minero de Los Lores avanzan con firmeza gracias a las tareas de índole arqueológica que se ejecutan, desde el pasado mes de noviembre, en este histórico punto del distrito Linares-La Carolina. Unas intervenciones de envergadura que se encuentran muy próximas ya a su finalización, según apuntó el alcalde linarense, Juan Fernández.

El objeto de las obras es el de poner en valor los edificios tipo “Cornish” que se ubican en el emplazamiento, situado junto a la autovía A-32 a su paso por el término municipal de Linares. Asimismo, esta fase, dirigida por la arqueóloga Yolanda Jiménez, es uno de los pasos que integran ese gran proyecto local de índole turística —ralentizado hace años por la crisis económica— para construir la futura mina visitable.

“Hay una programación y planificación establecida en la recuperación del patrimonio minero, y conforme obtenemos fondos se hacen cosas nuevas. El edificio presenta ya un aspecto completamente diferente porque era víctima del deterioro progresivo y permanente. Se han priorizado actuaciones para consolidarlo, se han realizado tareas de arqueología industrial para buscar los fondos y suelos originales, y todo eso va dando relevancia a estas instalaciones”, detalló el regidor.

Las labores de rehabilitación y recuperación van encaminadas a asegurar la protección integral, tanto de la cubierta como de los muros, y de la propia estructura de los edificios mineros. En el terreno donde se trabaja se encuentran los pozos de San Federico y de Santa Annie, que integran la antigua concesión minera de Lord Derby-Los Lores, perteneciente a la fundición de La Tortilla y en la que Tomas Sopwith ejerció un papel protagonista. Esta obra de consolidación patrimonial recibió el respaldo económico del Ministerio de Fomento mediante una aportación superior a 300.000 euros con cargo al 1,5 por ciento cultural. A esa cuantía se suman los 130.000 euros anuales que aporta la Diputación Provincial, que contribuye en el complejo minero de Los Lores, desde 2012, con hasta 650.000 euros.

“Hay que valorar esa apuesta que se ha hecho en Linares por el turismo. Hace años nadie imaginaba que Linares pudiera ser un referente en el sector dentro de la provincia. Es por eso que la Diputación se suma a ese esfuerzo en pro del turismo, en colaboración con el Ayuntamiento. El paisaje minero es algo singular, repleto de patrimonio y admirado por personas que quieren conocer nuevos entornos y vivir experiencias turísticas diferentes”, señaló la vicepresidenta, Pilar Parra.

La mina de Los Lores es, para el alcalde de la ciudad, un atractivo importante para Linares. Sin embargo, reiteró, el proyecto no recibió el apoyo del Gobierno central en materia de infraestructuras por carretera. “Hace años pedimos a Fomento un acceso directo al enclave desde la autovía A-32 y la carretera A-312, pero las respuestas recibidas fueron vanas, inexistentes y absurdas. Se podría haber hecho durante las obras, que era el momento idóneo para ello, pero hubo falta de sensibilidad, responsabilidad e interés”, lamentó.

En la “agenda” política la inversión en Cástulo
idcon=12656609;order=12

La Diputación Provincial de Jaén no solo realiza una aportación económica para la recuperación patrimonial de la mina de Los Lores. También financia acciones de envergadura en el Conjunto Arqueológico de Cástulo. El programa turístico “Viaje al Tiempo de los Íberos”, en el que se incluye el enclave iberorromano, es buena prueba de ello, así como las cubiertas protectoras sufragadas por la administración jiennense.

A la primera de ellas, instalada en el Mosaico de los Amores, se sumará, previsiblemente, otra que protegerá los vestigios hallados en la zona conocida como el edificio cristiano. Se trata de una nueva infraestructura que, según indicó la vicepresidenta primera de la Diputación, Pilar Parra, se encuentra en la agenda de las administraciones públicas que tienen cabida en la gestión de Cástulo.

“Dependemos de los tiempos que marca la Junta. Cada año tenemos 120.000 euros para Cástulo, pero es la Junta la que marca prioridades a la hora de hacer las gestiones y actuaciones. Por eso mantenemos la colaboración entre todos para definir la finalidad del dinero”, indicó Parra.