Actualizado
domingo, 17 diciembre 2017
13:43
h
URGENTE

Lo mágico de las “Creencias”

El museo arqueológico alberga una nueva exposición permanente con material del yacimiento de Cástulo
Ver comentarios
|
07/12/2017

El museo arqueológico alberga una nueva exposición sobre el yacimiento Íbero-Romano de Cástulo, una muestra que reúne un total de 200 piezas a través de las que aborda la magia, la naturaleza y la religión presentes en la historia de esta antigua ciudad.

Bajo el título “Creencias”, las obras que contiene se ordenan en torno al descubrimiento, del siglo IV, de la patena de Cristo en Majestad, y utiliza la magia, la religión y la naturaleza como hilos conductores para mostrar los principales hallazgos descubiertos en las últimas campañas de excavación en el yacimiento de Cástulo, lo que da como resultado una gran cantidad de materiales que dibujan el imaginario mediterráneo a través de los ritos, objetos y lugares.

La exposición “Creencias. Naturaleza, magia y religión” se ubica en la sala A1 del museo, donde alberga, entre las 200 piezas, tres muestras biológicas de gran valor que se corresponden con huesos de animales. Una parte de estos materiales pertenecen a la antigua colección del museo, como el bronce de Astarté —la diosa fenicia que figura entre las primeras imágenes de las divinidades orientales documentadas en Cástulo—, o la olla con peana procedente del Santuario de la Muela.

Hay otra parte de los objetos que también se encontraba en la colección del museo arqueológico, pero que hasta ahora no se mostraron al público, como los amuletos fálicos, la “tabula defixionis” —una placa de plomo con escritura conteniendo una maldición— o una importante serie de medallas de vírgenes y santos. Por otro lado, el tercer bloque incluye las piezas más novedosas, entre las que muestra algunos de los muchos hallazgos realizados en Cástulo en los últimos siete años. Así, destaca la patena de Cristo en Majestad —sobre la que gira toda la exposición— y que constituye, desde 2014, uno de los objetos más valiosos de la colección del museo. Además, se exponen los materiales de la llamada “Torre Alba”, un santuario hasta ahora desconocido, que estuvo situado en un lugar prominente de la acrópolis, dominando toda la ciudad de Cástulo y que, con unos orígenes remotos entre los siglos VIII y VII a.C., fue un lugar sagrado tanto en la época íbera como en la romana. “Ángeles y demonios” es la sección de la muestra que se centra en el culto de la divinidad, donde se muestran una serie de objetos que relacionan las creencias antiguas con rituales de magia y la protección personal frente al mal. De esta forma, cobran protagonismo los amuletos en forma de falo, de higa o de campana que se utilizaban entonces para favorecer la suerte y neutralizar maleficios.

Las primeras imágenes de la divinidad en Cástulo muestran a la fenicia Astarté en “Oriente y Occidente”, otra de las secciones en las que el museo divide la nueva exposición. Además, se observa cómo los habitantes de Cástulo adoptaron como propia simbología oriental a través de una exposición mágica.