Actualizado
sábado, 16 diciembre 2017
17:08
h
URGENTE

Luz a la nueva obra de “Lolo”

La Fundación del beato linarense publica un libro de los 60 inédito hasta ahora

Una nueva obra literaria del linarense “Lolo” ve la luz, en la actualidad, cuarenta y cinco años después de su fallecimiento. Un hecho en el que tuvo mucho que ver la Fundación Beato Manuel Lozano Garrido, ya que esta organización promovió, hace apenas unos meses, el proyecto de publicación de un libro inédito del autor que fue escrito en 1960, pero del que no se tenía constancia hasta ahora.

“Las siete vidas del hombre de la calle” es el título de este comentario y reflexión sobre los sacramentos que el periodista y escritor, beatificado el 12 de junio de 2010, dejó en su extenso legado. Una obra en la que el beato Lolo fue fiel a su estilo con las letras, directo y vivencial, pero, sobre todo, cargado de un profundo sentido religioso propio de los místicos.

Cien páginas de un libro que desgrana, uno a uno, los siete sacramentos de los cristianos “en relación directa con la vida ordinaria del ser humano, con sus cuitas y alegrías, con aquello que determina una existencia que tanto tiene que ver con las cosas de Dios, con aquello que nos define como hijos del Todopoderoso”, según señala el prólogo elaborado por Eleuterio Fernández Guzmán, licenciado en Derecho y autor católico.

La satisfacción por la consecución de este último proyecto literario es más que notoria en el seno de la Fundación Lolo, editora del libro y encargada de la difusión del legado del beato linarense. La publicación cuenta con las ilustraciones del autor Francisco Galán, natural de Torredelcampo, quien, a través de dibujos realizados a carbón sobre papel, supo plasmar no solo toda la esencia de los siete sacramentos, sino la perfección del mensaje que de cada uno de ellos quiso transmitir el periodista. La portada, dibujada también a carboncillo, es un retrato hiperrealista de Manuel Lozano Garrido, que muestra el rostro del autor, a la vez que retrata con el lápiz, como si de una cámara de fotos se tratara, la serenidad y paz interior del beato, con una viveza gozosa.

El texto original de “Las siete vidas del hombre de la calle” constaba de unas ochenta páginas, en folio mecanografiado a dos espacios, con correcciones a mano del propio Manuel Lozano. Apareció entre la documentación y las pertenencias de Lucy —la hermana de Lolo que lo cuidó—, tras el fallecimiento de esta en marzo de 2014. Se desconoce el motivo por el que no fue publicado en vida de Lolo, incluso por qué ni sus amigos sabían de la existencia de esta obra que, 57 años después de haber sido elaborada, sale a la luz como libro.

“Este libro encierra un tesoro que hay que descubrir, un gran tesoro espiritual que el beato Lolo ha dejado dicho para que 56 años después podamos gozar de él”, recuerda Eleuterio Fernández, puesto que para el insigne linarense los sacramentos eran “siete chorros de agua clara que bañan, purifican y ennoblecen nuestro corazón; siete acequias de gracia que nos devuelven a la tersa blancura de un alma infantil; siete músculos en activo que proveen de energías para barrer las piedras del camino; siete pares de alas que nos crecen súbitamente y dejan en toda nuestra naturaleza la emoción y el presentimiento de un vuelo”.