Actualizado
jueves, 21 marzo 2019
09:11
h
URGENTE

Nace una asociación de apoyo a enfermas de cáncer de mama

Corazones Rosas surge en un grupo de mujeres que coincidían en terapia
Ver comentarios
|
10/01/2019
  • CONOCIMIENTO. Algunas de las socias de la asociación reparten información en el Pasaje del Comercio.
    CONOCIMIENTO. Algunas de las socias de la asociación reparten información en el Pasaje del Comercio.

Una asociación creada por necesidad. Todo comenzó cuando un grupo de mujeres que coincidían en la terapia para el cáncer de mama decidió hacer un grupo de Whatsapp como apoyo mutuo y para compartir experiencias. María José García, presidenta de la asociación y enfermera de profesión, vio la carencia que había en el servicio de salud en cuanto a resolución de dudas y a la hora de proporcionar cierta información, aunque sí se realiza el tratamiento necesario para esta dolencia. Como profesional, quiso crear este grupo para resolver algunas dudas para las que, a veces, no hay tiempo en el servicio de atención. El grupo fue creciendo casi sin darse cuenta y, al poquito tiempo, decidieron constituirse como asociación, ya que en Linares no existía alguna de este tipo y el número de enfermas de cáncer de mama aumenta de forma preocupante.

El centro cultural Poveda les cedió un espacio para poder reunirse todos los lunes y compartir experiencias. En tres meses escasos, son ya más de 50 socios, entre los que se encuentran pacientes recién diagnosticadas, familiares y también mujeres que ya han superado la enfermedad, pero quieren prestar apoyo y consejo a quienes ahora pasan por este trance.

Muchas actividades se han realizado ya desde este colectivo, entre ellas una charla de nutrición, una merienda saludable o un taller de oncoestética, para enseñar a las enfermas a pintar sus cejas y otros consejos de estética. Se pone en marcha también un banco de pelucas, donde podrán donarse y las socias se van a encargar de su mantenimiento y entrega a quienes lo necesiten. De forma totalmente voluntaria y altruista, se están realizando unos cojines rosas con forma de corazón, que se llevan al hospital para repartir a las pacientes. Cualquiera que sepa de costura puede obtener el patrón y realizarlos para poder entregarlos posteriormente a alguna mujer que lo necesite.

Las impulsoras, en ningún momento, esperaban la aceptación y crecimiento de esta asociación. La presidenta asegura que recibe las felicitaciones de mucha gente y afirma que un colectivo así era “muy necesario para la ciudad” y destacan la importante labor que se realiza. Solo esperan seguir creciendo y poder ayudar a todas las mujeres que se encuentran con esta enfermedad.

Se desconocen las cifras de pacientes con cáncer de mama en la ciudad, pero María José García afirma que “cada vez que va al tratamiento se encuentra a 7 o 8 chicas nuevas”. “Eso es una cifra muy importante”, reflexiona. En España se registran 30.000 nuevos casos cada año, lo que supone que una de cada ocho mujeres se encuentran con la enfermedad. Las cifras son excesivamente altas y se vuelve imprescindible la prevención, con mamografías periódicas y unos hábitos de vida saludables, además de tener en cuenta el factor genético. En definitiva, un colectivo joven que realiza una importante labor en muy poco tiempo y que sigue en crecimiento continuo con un fin común, ayudar a las mujeres que se encuentran con este reto en la vida. Un trabajo admirable, con expectativas de superación.

Éxito en la primera gala benéfica de la asociación
idcon=13688102;order=11

El Teatro Cervantes acogió, el pasado fin de semana, la primera gala benéfica organizada por este colectivo. “Por casualidad coincidí con el mago Torres y él mismo se prestó a realizar esta gala. Posteriormente se lo propusimos a Coraluna que tampoco puso objeción”, explica María José García, la presidenta de Corazones Rosas. “Era algo que no teníamos previsto pero surgió y no perdimos la oportunidad”, reconoce. El aforo se completó y, aunque aún no se conoce la recaudación final, esta se destinará a la financiación de las diferentes actividades y labores realizadas por Corazones Rosas: “Ojalá en un futuro podamos destinar alguna otra recaudación para la investigación de la enfermedad, pero ahora mismo lo necesitamos para desempeñar nuestra labor, ya que estamos empezando”. No cabe duda de que el crecimiento de este colectivo es exponencial y, en un futuro no muy lejano, podrán permitirse esa donación. “La gala fue una recompensa a todo el trance que hemos pasado, algo caído del cielo que ha tenido un éxito que, ni por asomo, esperábamos”, reconocen desde este joven colectivo.