Actualizado
sábado, 15 diciembre 2018
11:37
h
URGENTE

Protesta por las agresiones de usuarios a personal sanitario

Sindicatos piden a la Administración andaluza que actúe para evitar la violencia
  • NO A LA VIOLENCIA. Trabajadores de la sanidad andaluza, en la concentración junto al centro de salud Virgen de Linarejos.
    NO A LA VIOLENCIA. Trabajadores de la sanidad andaluza, en la concentración junto al centro de salud Virgen de Linarejos.

Profesionales de la sanidad respondieron a la convocatoria del Sindicato Médico con una concentración a las puertas del centro de salud Virgen de Linarejos, en protesta por las agresiones a sanitarios durante el ejercicio de su trabajo. Según el Sindicato Médico, en lo que va de año se han contabilizado 130 agresiones a personal sanitario en la provincia de Jaén. La más reciente, la sufrida por la médico de Urgencias de este mismo centro de salud, ocurrida el 26 de noviembre de madrugada, cuando un joven extranjero le propinó, presuntamente, un puñetazo en la cara cuando la doctora intentaba atenderlo de un desvanecimiento. Pero, sin ir más lejos, el Colegio de Enfermería de Jaén también denunció la agresión física sufrida la semana pasada por una enfermera cuando atendía a una paciente en su domicilio. Tanto la enfermera como la doctora agredidas se encuentran de baja laboral.

Ante esta sucesión de episodios, el Sindicato Médico convocó una concentración a las puertas del centro de salud Virgen de Linarejos, para gritar un “basta ya” y que la Administración correspondiente tome cartas en el asunto para poner fin, de una vez por todas, a las agresiones a personal sanitario. Juan Martín, delegado sindical del Sindicato Médico, señaló, según recogía Europa Press, que, con esta concentración se pretende mostrar “todo nuestro apoyo a la doctora que sufrió la última agresión y que se encuentra actualmente de baja, pero también intentar concienciar a la ciudadanía de que el personal que está al servicio de la Administración Pública, incluido el sanitario, están para ayudar, porque la violencia nunca puede ser la respuesta, porque nunca resuelve nada”.

El Sindicato Médico considera necesario “reforzar la labor de concienciación de la ciudadanía”, y “reclamarle al Servicio Andaluz de Salud que se tome en serio el tema de las agresiones, porque es algo que va en aumento año tras año”. Este sindicato pide que se implanten “sistemas o medidas de seguridad que minimicen los riesgos”, y exige al SAS que deje de esgrimir el argumento de falta de recursos económicos para ejecutar dichas medidas.

Por otro lado, el sindicato CC OO ha emitido una nota en la que expresa su rechazo a las dos agresiones que han tenido lugar en las últimas semanas hacia una enfermera y una médica: “Lamentamos tener que dar un paso adelante por la desgraciada existencia de agresiones a profesionales sanitarios e instamos a las autoridades responsables del SAS a reforzar las medidas de seguridad que son inexistentes”.