Actualizado
lunes, 29 mayo 2017
12:45
h
URGENTE

Un joven pierde un dedo tras sufrir un grave accidente

Perdió el control del coche en la peligrosa carretera que conduce a La Garza
Ver comentarios
|
18/05/2017
  • SUCESO. El coche, tras el siniestro, quedó completamente volcado sobre la sinuosa calzada.
    SUCESO. El coche, tras el siniestro, quedó completamente volcado sobre la sinuosa calzada.

Fatal suceso. Dos jóvenes sufrieron un grave accidente mientras circulaban por la carretera secundaria que dirige al complejo deportivo de La Garza. El conductor perdió el control del coche en el tramo perteneciente a la cuesta de la Vaquería de Bartolico, una zona donde la conducción a alta velocidad es realmente peligrosa. El vehículo volcó tras el paso por curva y dejó al conductor herido de gravedad.

La peor parte se la llevó un joven (A. M. M.), de 24 años, que conducía el automóvil y sufrió heridas graves en su mano izquierda. Todos los indicios apuntan a que, cuando tuvo lugar el accidente, llevaba la mano apoyada en el soporte de la ventanilla, por lo que al producirse la primera colisión con el asfalto la mano quedó atrapada entre el coche y la carretera, lo que le provocó las lesiones. El otro pasajero, de 21 años, sufrió algunas magulladuras, pero pudo llamar sin problemas a varios familiares y los servicios sanitarios (061).

El coche accidentado se encontraba prácticamente siniestro, por lo que fueron los propios familiares los que acudieron al lugar de los hechos y trasladaron a los heridos al Hospital San Agustín, al que llegaron en torno a las 12:45 del mediodía. Tras una primera inspección y las curas necesarias en la mano afectada, los doctores advirtieron que lo mejor sería ingresar al paciente e intervenirlo quirúrgicamente ante la gravedad de las heridas. Fue entonces cuando se vivieron los momentos de mayor tensión en el complejo hospitalario. Tuvo que actuar la seguridad privada del centro, al acumularse más de 80 familiares en la sala de espera, durante las últimas horas de la mañana. Finalmente, la operación se realizó en torno a las cinco de la tarde. Los médicos consiguieron salvar gran parte de la zona afectada, pero sin poder evitar que el accidentado perdiera uno de sus dedos. El paciente continúa en observación, mientras que el otro pasajero accidentado fue dado de alta tras recibir las curas necesarias en sus magulladuras.

Para muchos linarenses, especialmente los que visitan con asiduidad el complejo polideportivo La Garza, nos les pilla por sorpresa el accidente en la carretera, ya que se trata de un tramo en el que la calzada es estrecha, sin arcenes, y con permisibilidad para la conducción en ambos sentidos. La visibilidad es muy reducida debido a las curvas cerradas y los olivos que se encuentran en la primera parte del trazado y cuenta con cambios de rasante. Además, el lugar en el que se produjo el accidente es una zona que cuenta con visibilidad y en la que comienza una pendiente de bajada, por lo que la velocidad de los coches que circulan por allí suele aumentar en ese tramo. En plena pendiente hay una curva a la izquierda, más cerrada de lo que aparenta a simple vista en la que, si se toma a una alta velocidad, se suelen producir este tipo de accidentes o pérdidas de control de los vehículos.

Otro de los grandes peligros que tiene este trazado, y que es uno de los temas de actualidad entre los vecinos, es la posibilidad de encontrar ciclistas en ruta. La poca visibilidad, sumada a la falta de arcenes, suponen un gran amenaza para este tipo de deportistas; por lo que sería recomendable extremar la precaución tanto por su parte como por la de los conductores.