Actualizado
lunes, 10 diciembre 2018
21:51
h
URGENTE

Una doctora es agredida por un paciente con trastornos

El agresor es un joven paquistaní al que se le ha tramitado la orden de expulsión
  • SANIDAD. Acceso al centro de salud Virgen de Linarejos, situado en las inmediaciones de la Estación de Autobuses.
    SANIDAD. Acceso al centro de salud Virgen de Linarejos, situado en las inmediaciones de la Estación de Autobuses.

Una doctora que se encontraba de guardia en el centro de salud Virgen de Linarejos, en la madrugada del pasado lunes, resultó herida en el labio tras recibir un puñetazo de un paciente que aguardaba en la sala de espera para ser atendido. El agresor es un joven paquistaní, de 24 años, que al parecer sufre algún tipo de trastorno psicológico, pues, según apuntan fuentes de la investigación, no dejaba de decir “tengo miedo a morir”, “me quieren matar”.

Este joven, por lo que ha trascendido, sufrió una especie de desvanecimiento y acudió un celador en su ayuda. También se personó la doctora de guardia, quien, al acercarse al paciente recibió un fuerte golpe en la cara. Ante esto, el personal de centro de salud logró reducir al agresor hasta que se personaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y lo condujeron a Comisaría. Tras tomarle declaración fue puesto de nuevo en libertad. Fuentes policiales deducen que el joven no agredió a la doctora por su condición de mujer, como trascendió cuando se difundió la noticia, sino porque “estaba en un estado muy alterado y con mucho miedo” y su reacción fue más “de autodefensa”, sin que tuviera en cuenta si quien se le acercó “era hombre o mujer”. Incluso, añaden las fuentes, había estado ingresado antes por un episodio psicótico.

Las fuentes policiales verificaron que el joven paquistaní poseía a su nombre una tarjeta de residencia de Italia, lo que lo habilita para desplazarse por todo el territorio de la Unión Europea, en tránsito, durante 90 días, tras los cuales debería regresar a Italia, salvo que hubiese, en su día, declarado su situación en Comisaría, cosa que no hizo. De hecho, según las fuentes, “llevaba bastante tiempo en España en situación irregular”. Ante esto, la Policía Nacional cursó un expediente de expulsión y puso en libertad al agresor.

agresiones. El personal del centro de salud empieza a estar harto de ser víctima de agresiones, pues hace cosa de una semana se produjo otro caso de agresión a una enfermera cuando atendía a un paciente en su domicilio. Piden que el Servicio Andaluz de Saluz tome cartas en el asunto para que cesen las agresiones a personal sanitario.

De momento, la Junta de Andalucía ha presentado una denuncia contra el joven agresor, como aseguró la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, quien añadió que se había activado el protocolo de atención a la víctima, que incluye la correspondiente denuncia, “además de prestar la atención psicológica y médica que precise” la doctora agredida, a la que le expresó su “total apoyo”. “Tenemos un protocolo que, en este caso, ya se ha activado de atención a esta víctima, que tiene que ver con la atención psicológica y, por supuesto, la médica si fuera necesario, aunque parece que la lesión no ha sido excesivamente grave”, precisó Ana Cobo.

condena
del colegio
de médicos

El Colegio de Médicos de Jaén muestra “su enérgica condena y repulsa” ante la agresión física sufrida por una doctora del centro de salud Virgen de Linarejos. “Consideramos que el acto de agredir a una profesional que se dedica a la mejora de la salud de la comunidad debe contar siempre con el reproche de toda la sociedad, en la medida en que empobrece la convivencia”.