Actualizado
lunes, 16 octubre 2017
11:32
h
URGENTE

Una educación vial sin límites

El “Sagrado Corazón” se proclama ganador del concurso local de tráfico
  • FORMACIÓN. Foto de familia de ganadores y organizadores de este quinto concurso local de tráfico.
    FORMACIÓN. Foto de familia de ganadores y organizadores de este quinto concurso local de tráfico.

La formación vial como eficaz herramienta para ganar en aspectos como la prevención y la seguridad al volante no cesa en la ciudad. Y es que, por quinto año consecutivo, se celebró el concurso local infantil de tráfico “Gana Puntos con la Educación”, organizado desde el Ayuntamiento de Linares, en colaboración con la DGT, la Junta de Andalucía y numerosos patrocinadores. La final de este certamen se llevó a cabo en el pabellón cubierto Julián Jiménez, como es habitual, y el equipo ganador fue el del Colegio Sagrado Corazón.

Unos 800 escolares de sexto curso de Educación Primaria de 23 centros educativos linarenses participaron en esta cita. A la final llegaron los centros SAFA, “Inmaculada Concepción”, “Salesianos-San Agustín” y el CEIP Los Marqueses. Próximamente, se celebrará la fase provincial, autonómica y nacional. “Esta iniciativa es muy positiva para toda la sociedad porque los escolares también son usuarios de vehículos de motor, bicicletas, además de peatones, por lo tanto, conocer todas estas normas les va a permitir circular por la vida con más seguridad”, señaló la delegada del Gobierno andaluz en la provincia de Jaén, Ana Cobo.

Este concurso está basado en la filosofía de la prevención y la educación, ya que los niños aprenden, a través de unos métodos didácticos, lúdicos y divertidos, todos los conceptos y aspectos más relevantes sobre el tráfico, la seguridad en las carreteras para vehículos y peatones y las normas de circulación. El desarrollo del concurso se realiza a través de una serie de pruebas basadas en un cuestionario sobre normas de circulación, señalización y velocidades máximas permitidas, entre otros aspectos. Unos contenidos que, enseñados de forma atractiva, suponen concienciar a los más pequeños para hacer de ellos unos conductores y peatones seguros y responsables.