Actualizado
domingo, 15 julio 2018
20:52
h
URGENTE
Imagen ANA BARBERAN
Ana Barberán

Abierto por vacaciones

Ver comentarios

Todo se mueve. El movimiento es vida, y la vida es presente. Este verano no se puede o no se debe de colgar el letrero de “cerrado por vacaciones”. Los partidos políticos están en efervescencia buscando el lugar adecuado a las políticas presentes y venideras. El Gobierno trabaja con ahínco para llegar a sus primeros “cien” días con un panorama más o menos despejado que le permita abordar la confección de los nuevos presupuestos para 2.019, y trazar con ellos la línea de las políticas a seguir. Con los recién aprobados es lo que hay hasta fin de año.

Verano de tejer y tejer, pero básicamente de zurcir y restañar para los líderes del Partido Popular , y de pactar y pegar para el PSOE y otros aspirantes a gobernar. Quim Torra dando la vara y la CUP echando las patas por alto, como era de esperar. Entretanto los San Fermines han finalizado con éxito, pero sobre todo con una condena clara y rotunda contra las manadas, salvo para la de los propios toros que al fin y al cabo son los que padecen estas fiestas que tanto gustan a los mocetones. Nunca las entendí, pero algo fantástico tiene que ser eso de correr y correr evitando el asta del toro para encauzarlos a la plaza y allí torearlos y darles muerte. Fiesta, vino, sangre, sexo, adrenalina, sudor... ¿quién da más?

Las fiestas, fiestas son. Ha culminado también con éxito las del Orgullo Gay con presencia de ministros, ministras, gentes homos y heterosexuales para celebrar este año además, los cuarenta años de la primera manifestación reivindicativa, que está dando sus frutos a pesar de que el camino nunca ha sido fácil, ni aún lo es. Alegría y orgullo ... ¿A quién le puede hacer mal?

Al Papa Francisco ya le están buscando las vueltas. Criticado desde los sectores inmovilistas de la curia, que le acusan de ir demasiado lejos, y desde los progresistas que sostienen que sus reformas no llevan a ninguna parte. El Pontificado, como todo, atraviesa un momento crucial, en el que los cambios que ha puesto en marcha, tienen más enemigos dentro que fuera de la Iglesia. Las luchas de poder han embarrado áreas cruciales como la económica. Francisco ha tomado el testigo del Concilio Vaticano II, veremos hasta dónde puede llegar.

Los Mundiales de Fútbol siguen su marcha. Todo cambia en el fútbol también. Los grandes favoritos han ido cayendo como frutos de un árbol maduro. Emergen nuevos valores y Cristiano Ronaldo se marcha de nuestras filas. España quedó eliminada. No ha pasado nada que no hubiese podido pasar. La vida continúa y cambia, siempre cambia. Si no, no sería vida.

Afortunadamente hay cosas que no cambian, y tienen que ver no con los intereses ni estrategias. Por malos malísimos que seamos la especie humana, hay un valor que siempre aflora: la solidaridad y la compasión, con ese principio se rescatan náufragos y se salvan vidas, con esos principios buzos y expertos de mundo entero tratan de salvar las de los niños atrapados en cuevas en Tailhandia.

Que la travesía de este verano nos lleve al mejor de los puertos.